Tony Cragg: el escultor del desecho y la energía

Tony Cragg, artesano del plástico, el vidrio, la madera y la piedra, enriquece los materiales y revela su belleza. Desde la primera década del siglo XXI, su mayor interés en las ciencias naturales ha abierto su arte a nuevas formas y ha empujado los límites del lenguaje estético.

Tony Cragg: el escultor del desecho y la energía

Tony Cragg, artesano del plástico, el vidrio, la madera y la piedra, enriquece los materiales y revela su belleza. Desde la primera década del siglo XXI, su mayor interés en las ciencias naturales ha abierto su arte a nuevas formas y ha empujado los límites del lenguaje estético.

Inicios

TONY CRAGG. "Fragments on Table and Chair" (1971). Imagen vía: tony-cragg.com
TONY CRAGG. "Fragments on Table and Chair" (1971). Imagen vía: tony-cragg.com

Tony Cragg nació el 9 de abril de 1949 en Liverpool, Inglaterra. Primero trabajó como técnico en un laboratorio especializado en caucho. En 1969 comenzó a estudiar diseño en el Gloucester College of Art de Cheltenham y en 1973 en el Royal College of Art de Londres. En sus primeros años de carrera, produjo fotografías, ensamblajes e instalaciones. En la década de 1970, comenzó a recolectar diferentes tipos de desechos y reutilizarlos al estilo del arte povera. Así, dio una segunda vida a los objetos rechazados por la sociedad al reinstalarlos con alma artística. Inicialmente fascinado por el plástico, Tony Cragg utilizó este material colocándolo en los muebles en su obra "Fragments on Table and Chair" de 1971.

TONY CRAGG. "Stack" (1975). Imagen vía: Tate Gallery
TONY CRAGG. "Stack" (1975). Imagen vía: Tate Gallery

También comenzó a abrirse a otros materiales, como se muestra en la serie "Stack" en la que trabajó desde 1975 hasta 1985. Aquí nuevamente, varios escombros y material de desecho se reorganizan para crear una estructura sorprendente y monumental. Este tema del apilamiento persistirá en la obra del artista. Durante esa época, Tony Cragg comenzó a enseñar, primero en Metz y luego en Düsseldorf. En 1979, organizó su primera exposición individual en la Galería Lisson y poco después ganó su estatus de figura destacada en el arte de la escultura.

TONY CRAGG. "Red Bottle" (1982). Imagen vía: Nathan Keay, MCA Chicago
TONY CRAGG. "Red Bottle" (1982). Imagen vía: Nathan Keay, MCA Chicago

Tony Cragg continuó desarrollando una estética naturalista en sus composiciones originales. La década de 1980 estuvo marcada por una creciente experimentación con nuevos materiales. Extendió piezas de plástico en grandes murales como "Red Bottle" de 1982, o "Britain seen from the North" de 1981. En "Menschenmenge" de 1984, la gigante pieza que mide 2 × 13 metros, con múltiples figuras se compone de basura desechada y se hace eco de la masa monumental de escombros rechazada por nuestra sociedad consumista. En 1980 expuso por primera vez en Francia en la Galerie Chantal Crousel y en el Museo de Arte y de Industria de Saint-Étienne en 1981.

TONY CRAGG. "Minster" (1990). Imagen vía: Wall Street International Magazine
TONY CRAGG. "Minster" (1990). Imagen vía: Wall Street International Magazine

Muchas creaciones de finales del siglo XX atestiguan el creciente interés del artista por la ciencia. En "Minster" utiliza el principio de apilamiento combinado con un tema científico. Los estratos que componen las estructuras se erigen como capas geológicas que representan el viaje creativo y la elevación del éxito del artista. En ese momento, Tony Cragg se convirtió en un escultor venerado y participó en la Bienal de Venecia en 1986 y 1988, así como en la Documenta de 1987. En 1988, ganó el Premio Turner de la Tate Britain.

TONY CRAGG. "Spyrogyra" (1992). Imagen vía: tony-cragg.com
TONY CRAGG. "Spyrogyra" (1992). Imagen vía: tony-cragg.com

En la década de 1990, Tony Cragg desarrolló sus conceptos en torno a la transformación de formas geométricas autónomas, como en "Subcommittee" de 1991, "Spyrogyra" de 1992 o "Congregation" de 1999. El artista también experimentó con esculturas antropomorfas, como en la "Statue of Lichtervelde" de 1999. En 1996, se le dedicó una exposición a Tony Cragg en el Centro Georges Pompidou.

TONY CRAGG. "Points of View" (2007). Imagen vía: Wall Street International Magazine
TONY CRAGG. "Points of View" (2007). Imagen vía: Wall Street International Magazine

Iniciado el siglo XXI, el interés científico de Tony Cragg se hace cada vez más evidente en sus obras, que dieron un giro decididamente estético. En 2003, Tony Cragg exhibe esculturas zoomorfas con paredes de panal delante de la Biblioteca Nacional de Francia en Paris. El artista desarrolló una vasta colección de esculturas totémicas de varios metros de altura, que se levantaron en línea recta haciéndose eco de las columnas monumentales del escultor Constantin Brâncuși. Fabricados en madera y metal, tienen un perfil antropomórfico como en "It is, It isn't" de 2011, "Foreign Body" de 2015 y "Points of View" de 2005 ubicada en Málaga o la ubicada en Montpellier que cuenta con tres imponentes columnas que tienen más de 10 metros de altura.

TONY CRAGG. "Accurate Figure" (2013). Imagen vía: Galerie Thaddaeus Ropac
TONY CRAGG. "Accurate Figure" (2013). Imagen vía: Galerie Thaddaeus Ropac

En "Relatives" de 2012 y "Accurate Figure" de 2013, exhibida en Thaddaeus Ropac, el diseño está reforzado por formas suaves y fluidas que recuerdan las capas geológicas de fenómenos naturales. Todas estas creaciones invitan al espectador a dar la vuelta a la obra y observar desde diferentes ángulos en un ritual de contemplación que adquiere rápidamente un encanto metafísico.

TONY CRAGG. "Caldera" (2008). Imagen vía: Michael Richter
TONY CRAGG. "Caldera" (2008). Imagen vía: Michael Richter

Desde 2008, Tony Cragg ha estado exhibiendo sus esculturas en el Parque Wuppertal de Alemania, donde ahora vive y trabaja. Colocándolos en contextos monumentales, reafirma el volumen, la flexibilidad y la contorsión de los materiales que utiliza, lo que demuestra la madurez de su trabajo. Al observar su arte, el espectador puede trascender su propia existencia teniendo en cuenta estas pocas palabras del artista: "¿Cómo podemos hacer que esta superficie parezca viva, que libere su propia energía?". Ciertamente, ese es el tema más importante y prevaleciente en la obra de Tony Cragg y lo que lo distingue como uno de los más grandes escultores de finales del siglo XX y principio del siglo XXI.

Encuentra toda la obra de Tony Cragg disponible en el buscador de Barnebys.


Etiquetas