La Tartaruga: la historia de una galería que hizo historia

Roma, años 60, Plinio De Martiis, galerista y punto de referencia de la escena cultural romana de la época, dirige la histórica galería La Tartaruga, promoviendo la investigación pop de la Scuola di Piazza del Popolo y cambiando para siempre las reglas de la curaduría en Italia. ¡Finarte propone un homenaje a la galería romana dedicando un día de la subasta de arte moderno y contemporáneo a los artistas de la Scuola di Piazza del Popolo!

La Tartaruga: la historia de una galería que hizo historia
Boletín de la Galería La Tartaruga. Marzo de 1956. Imagen vía: © Finarte
Boletín de la Galería La Tartaruga. Marzo de 1956. Imagen vía: © Finarte

Este grupo de artistas, escritores e intelectuales de los años cincuenta reunidos alrededor de una mesa, después de una buena cena y unas copas de vino, tuvieron la idea de abrir un nuevo espacio de exposición en la capital italiana, un lugar que pudiera convertirse en un punto de referencia para los movimientos artísticos de la posguerra, un lugar de encuentro e intercambio de ideas e investigación.

ANDREA BETTINETTI. Fotografía de Plinio de Martiis. Imagen vía: Archivio Storico di Latina
ANDREA BETTINETTI. Fotografía de Plinio de Martiis. Imagen vía: Archivio Storico di Latina

El grupo está formado por Plinio de Martiis, su esposa Ninnie, Mino Maccari, Mario Mafai y Nicola Ciarletta. Todos escriben en un trozo de papel un posible nombre para dar a este espacio de exposición y colocando las hojas en el sombrero de Mafai, proceden a la extracción: aquí viene la hoja de Maccari, que había escrito "La Tartaruga" (La tortuga). El artista pensó en un animal lento y duradero, tranquilo y adaptable: un nombre que inspiraba sabiduría y la idea de seguridad. Fue entonces cuando Mafai diseñó el logotipo, una tortuga estilizada.

HONORÉ DAUMIER. A Buckarest ...c'est ici... entrez... on va vous payer! Litografía grabada a mano (1864). Imagen vía: © Finarte
HONORÉ DAUMIER. A Buckarest ...c'est ici... entrez... on va vous payer! Litografía grabada a mano (1864). Imagen vía: © Finarte

El 25 de febrero de 1954, la Galería La Tartaruga, en via del Babuino 196, inauguró una exposición dedicada a algunas caricaturas de artistas franceses, incluido el conocido Honoré Daumier. De Martiis, fotoperiodista convertido en galerista, es guiado por sus amigos artistas en las elecciones de la exposición: Mafai era un gran amante de la obra gráfica y en la primera exposición sigue una segunda dedicada a las litografías de Forain, Goya, Gericault, Daumier, Delacroix, Manet y Renoir.

GIULIO TURCATO. Reticolo composito 1957/'58. Firmado. Imagen vía: © Finarte
GIULIO TURCATO. Reticolo composito 1957/'58. Firmado. Imagen vía: © Finarte

La primera exposición dedicada a la Escuela Romana llega en diciembre de 1954, casi un año después de la apertura oficial, con obras de Mafai, Giulio Turcato, Birolli, Renato Guttuso, Leoncillo Leonardi y otros artistas de la élite romana que verán a la galería Tartaruga como una referencia. Los años siguientes están llenos de exposiciones: casi una al mes.

PLINIO DE MARTIIS. Willem De Kooning (1959). Imagen vía: © Finarte
PLINIO DE MARTIIS. Willem De Kooning (1959). Imagen vía: © Finarte

Con un ritmo acelerado, De Martiis se abre primero a los anglosajones y luego al Expresionismo Abstracto Americano, sin ceder espacio en la Escuela Romana, figurativo por un lado y abstracto por el otro. Gracias a Piero Dorazio, hay un punto de inflexión en la propuesta de la galería, que determina una dirección nueva y definitiva de De Martiis (quien en los primeros años había sido muy influenciado por sus amigos y colaboradores), la Filoamericana. De hecho, Dorazio había vivido varios años en los Estados Unidos, donde había conocido a varios artistas, entre ellos De Kooning, Pollock y Rothko.

PLINIO DE MARTIIS. Jannis Kounellis (1960). Imagen vía: © Finarte
PLINIO DE MARTIIS. Jannis Kounellis (1960). Imagen vía: © Finarte

Otra figura también sería extremadamente relevante en esta nueva elección de De Martiis: la de Leo Castelli, el famoso coleccionista y galerista de Nueva York con quien ya había establecido contacto en 1956 y que se transformaría en una verdadera colaboración. En La Tartaruga de hecho, se realizaría una muestra individual de Rauschenberg, una de Cy Twombly y más tarde, una exposición dedicada a Jannis Kounellis.

TANO FESTA. Sin título (1957). Imagen vía: © Finarte
TANO FESTA. Sin título (1957). Imagen vía: © Finarte

Paralelamente a las opciones de exhibición dedicadas a los artistas estadounidenses, los años sesenta están dedicados a la promoción de la llamada Scuola di Piazza del Popolo, el movimiento de investigación pop que se reunió alrededor de la nueva sede de la Galería La Tartaruga y que en 1963 se mudaría a la Piazza del Popolo 3: artistas como Mario Ceroli, Tano Festa, Giosetta Fioroni, Mario Schifano, Pino Pascali y otros nombres importantes de la escena romana de la época.

MARIO CEROLI. Sin título. Madera. Firmado (1966). Imagen vía: © Finarte
MARIO CEROLI. Sin título. Madera. Firmado (1966). Imagen vía: © Finarte

La nueva sede de La Tartaruga también fue sede de la exposición de Jannis Kounellis, la primera exposición individual de Gerhard Richter, y luego de Alberto Burri, Mimmo Rotella e incluso Piero Manzoni. Toda la década de los años sesenta fueron un alboroto de exposiciones y eventos que gravitaron alrededor de La Tartaruga: se inauguró el Teatro delle Mostre; una serie de exposiciones diarias inaugurada por Giosetta Fioroni, un encuentro diario entre artistas y el público que inició un nuevo modelo de exhibición y de relación con sus trabajos.

GIOSETTA FIORONI. Sin título. Per Paola. Firmado (1965). Imagen vía: © Finarte
GIOSETTA FIORONI. Sin título. Per Paola. Firmado (1965). Imagen vía: © Finarte

Para La Tartaruga hay años de grandes éxitos, a los que, lamentablemente, sigue un período difícil. La escuela romana había representado el renacimiento y la novedad de la vida artística en la capital, pero las tendencias ahora avanzaban hacia nuevas ideas, especialmente conceptuales y pobres. De Martiis, sin embargo, quien había fundado la galería gracias a sus amigos artistas de la Scuola di Piazza del Popolo, no tenía ganas de avanzar hacia una nueva investigación. Así fue como se cerró la galería de la Piazza del Popolo y Ninnie abrió su nueva sede en 1969, en Via Principessa Clotilde 1 / A.

GIANFRANCO NOTARGIACOMO. Le nostre divergenze (1971). Imagen vía: © Finarte
GIANFRANCO NOTARGIACOMO. Le nostre divergenze (1971). Imagen vía: © Finarte

Las opciones de exposición estaban vinculadas a los quince años de actividad anterior, dedicando varias exposiciones a la Scuola di Piazza del Popolo con algunas nuevas entradas, como Vincenzo Agnetti y Gianfranco Notargiacomo. En 1971, Ninnie murió prematuramente. La galería se cierra y en los años siguientes, De Martiis la cierra y la vuelve a abrir varias veces, en diferentes lugares, siguiendo líneas menos específicas y dedicándose a actividades heterogéneas, incluida la publicación, que en realidad nunca había abandonado. Plinio De Martiis murió en Roma el 2 de julio de 2004. Sin embargo, el año anterior había sido galardonado con el Premio Michetti por su carrera y como homenaje a su trabajo como propietario de una galería, a su capacidad de innovación y por su papel en la evolución de la vanguardia italiana.

LEONCILLO LEONARDI. Dos candelabros. Cerámica esmaltada policromada (1949 - 1950). Imagen vía: © Finarte
LEONCILLO LEONARDI. Dos candelabros. Cerámica esmaltada policromada (1949 - 1950). Imagen vía: © Finarte

Finarte dedica a la Galería La Tartaruga la primera parte de la subasta de Arte Moderno y Contemporáneo que se llevará a cabo en Roma el 14 de mayo, en la sede de la casa de subastas del Palazzo Odescalchi en la capital de Italia. El 15 de mayo tendrá lugar la segunda sesión dedicada al dibujo, pintura y escultura desde principios del siglo XX hasta el presente, procedentes de importantes colecciones. Entre las doscientas obras en la subasta hay un homenaje a Giulio Turcato, una revisión de las obras de Maria Lai y un par de candelabros de cerámica de Leoncillo Leonardi.

No te pierdas esta interesante cita con Finarte prevista para el martes 14 y el miércoles 15 de mayo. Mientras tanto, puedes encontrar todos los lotes de su catálogo en Barnebys.