Cupido aparece en un lienzo de Vermeer después de tres siglos

Durante casi tres siglos, un cupido ha permanecido escondido en el fondo de "Muchacha leyendo una carta" de Johannes Vermeer. La capa de pintura se ha eliminado gradualmente para que el querubín salga de las sombras.

Cupido aparece en un lienzo de Vermeer después de tres siglos

Brieflezend meisje bij het venster (Muchacha leyendo una carta) está considerada una de las primeras escenas interiores del maestro holandés con una sola figura. En la esquina superior derecha, debajo de una capa de pintura marrón, un pequeño ángel ha esperado pacientemente a ver la luz del día. La existencia del Dios del amor en la composición era conocida por los historiadores desde 1979.

JOHANNES VERMEER. "Muchacha leyendo una carta" (c. 1657). Tal y como la conocíamos hasta ahora. Imagen vía: Wikimedia Commons
JOHANNES VERMEER. "Muchacha leyendo una carta" (c. 1657). Tal y como la conocíamos hasta ahora. Imagen vía: Wikimedia Commons

En 2017, las pruebas realizadas en colaboración con el Rijksmuseum de Ámsterdam revelaron que la capa adicional de pintura que cubría el cupido se colocó varias décadas después de la muerte del pintor holandés. Una primera restauración (iniciada en 2017) ya ha eliminado el barniz multicapa de recubrimiento, que se había vuelto de color marrón amarillento a lo largo de los siglos, revelando los colores fríos y sutiles de Vermeer.

JOHANNES VERMEER. "Muchacha leyendo una carta" (c. 1657). Antes y después de la restauración aún en proceso. Imagen vía: © SKD. Klut / Estel y © SKD Wolfgang Kreische
JOHANNES VERMEER. "Muchacha leyendo una carta" (c. 1657). Antes y después de la restauración aún en proceso. Imagen vía: © SKD. Klut / Estel y © SKD Wolfgang Kreische

El aclarado del barniz también demostró que las propiedades de solubilidad del color en la parte central del fondo eran diferentes de las de las otras áreas de la composición. Tras el reciente descubrimiento, el Staatliche Kunstammlungen de Dresde decidió comenzar una segunda restauración, que deberá completarse en 2020. Christoph Scholzel, a cargo de la operación, elimina gradualmente la capa superpuesta y de momento, una parte del querubín ya ha emergido de las sombras.

JOHANNES VERMEER. "Muchacha leyendo una carta" (c. 1657) en proceso de restauración. Staatliche Kunstammlungen (Dresde). Imagen vía: © SKD / Wolfgang Kreische
JOHANNES VERMEER. "Muchacha leyendo una carta" (c. 1657) en proceso de restauración. Staatliche Kunstammlungen (Dresde). Imagen vía: © SKD / Wolfgang Kreische

"Es un trabajo a largo plazo que progresa un promedio de 1 cm2 por día", explica en el museo. Pero también es la mejor manera de preservar el residuo de barniz que cubre la pintura original de 1657. El proyecto, seguido por una comisión internacional de expertos, está financiado en parte por la Fundación Hata. Después de la restauración, la Muchacha leyendo una carta se exhibirá en Dresde como parte de la exposición permanente de la Gemäldegalerie Alte Meister. Mientras tanto, el lienzo se puede admirar en su estado intermedio en la Gemäldegalerie Alte Meister de Dresde hasta el 16 de junio.

Restauración de la Muchacha leyendo una carta. Captura del informe sobre el proceso publicado por © Staatliche Kunstsammlungen Dresden
Restauración de la Muchacha leyendo una carta. Captura del informe sobre el proceso publicado por © Staatliche Kunstsammlungen Dresden

La aparición de Cupido modifica en gran medida la lectura de la obra: la figura de la muchacha está ahora compensada por la silueta del fondo, la impresión de aislamiento e intimidad que rodeaba a la obra, ahora es cuestionable, mientras que la hoja de papel que tiene en sus manos podría interpretarse ahora como una carta de amor.

Encuentra toda la obra de Johannes Vermeer en el buscador de Barnebys.

Imagen de portada vía: Wikimedia Commons

Advert