Arne Jacobsen: El padre del funcionalismo danés

Durante sus 50 años de carrera, Arne Jacobsen fue pionero en el diseño danés minimalista a través de sus edificios y muebles icónicos, incluidas las sillas Ant y Egg.

Arne Jacobsen: El padre del funcionalismo danés

El arquitecto y diseñador Arne Jacobsen fue el creador de un lenguaje de diseño moderno que combinaba estética y practicidad. Representante del funcionalismo europeo, es una de las grandes figuras del siglo XX junto con Le Corbusier y Charles Eames. Su legado se mantiene en sus muebles y edificios icónicos creados durante su carrera.

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

Arne Jacobsen nació el 11 de febrero de 1902 en Classensgade (Dinamarca) en el seno de una familia modesta. Primero se dedicó a la pintura, pero su padre lo alentó a elegir la arquitectura. Admitido en la Real Academia Danesa de Bellas Artes en 1924, estudió con Kay Fisker y Kaj Gottlob.

En el siglo XIX, los "funkis" suecos se inspiraron en el clasicismo francés, en el Biedermeier alemán y en el movimiento Art & Crafts inglés. Fue un movimiento que abogó por la simplicidad y dio énfasis a la función de los objetos. En 1925, durante la Exposición de artes decorativas de París, Le Corbusier rechazó las fantasías barrocas del Art Déco. Arne Jacobsen estuvo presente en este evento y fue premiado por un diseño de silla que se caracterizó por el material natural y las formas puras, en la línea de la Asociación Sueca de Artesanía (Svenska Slöjdföreningen) y la Bauhaus de Walter Gropius. Entre sus contemporáneos se encontraban: Erik Gunnar Asplund, Gregor Paulsson, Alvar Aalto, Axel Larsson y Bruno Mathsson.

Puedes leer más aquí sobre el movimiento Bauhaus que este año celebra su centenario.

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

En 1929, Jacobsen ganó un concurso con Flemming Lassen para su Casa del Futuro, un proyecto innovador de vivienda en forma de espiral que gira sobre sí misma para seguir el curso del sol. Jacobsen abrió su agencia en 1930. Diseñó la Casa Rothenborg y construyó pabellones en Charlottenlund, así como complejos deportivos. En 1933, cumplió su primer pedido para la compañía farmacéutica Novo Nordisk: la villa del director Thorvald Pedersen. También le construyó un laboratorio en Copenhague (Nordre Fasanvej).

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

En 1932, Jacobsen realizó su primer gran proyecto, el complejo turístico Klampenborg. Diseñó las estructuras costeras (cabinas y torre de observación) y la residencia Bellavista en 1934, todo en vidrio, hormigón y acero. En 1937, completó el teatro con un techo retráctil. Pero la modernidad no era del gusto de todos y Jacobsen se encontró con una fuerte oposición pública.

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

Desde la década de 1930 en adelante, colaboró con los fabricantes Fritz Hansen y Louis Poulsen para producir sus muebles. Ganador de la Medalla Eckersberg en 1936, construyó una estación de servicio en Kystvejen con un techo equipado con una gran plataforma circular para crear una apariencia futurista. Jacobsen persistió en la modernidad con Stelling House (1937) y el Ayuntamiento de Aarhus (1941, con Erik Møller). Este último ejemplo de arquitectura funcional es una interpretación ultramoderna de los antiguos campanarios del norte de Europa.

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

La llegada de la Segunda Guerra Mundial frenó las actividades del arquitecto. Jacobsen, que era judío, se vio obligado a huir a Suecia, donde permaneció dos años. Después de que terminó la guerra, Dinamarca necesitaba arquitectos para reconstruir el país. Jacobsen diseñó el distrito residencial de AlléHusene (1952) y una extensión de la fábrica Nordre Fasanvej (1954).

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

En 1952, creó uno de sus objetos más famosos, la silla Ant, que fue un éxito mundial, combinando la estética con la funcionalidad. Equipado con un respaldo de una pieza y cuatro tubos de acero cromado como pies, es liviana, apilable y fácil de manejar. El mismo año, Jacobsen entregó un complejo residencial a Søholm, donde eligió establecerse. Siguieron otros edificios, como el Ayuntamiento de Rødovre con su escalera suspendida (1956) y la Escuela Munkegaard, que parece un búnker de hormigón (1957).

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

En 1960, el arquitecto diseñó su "plato fuerte": el Hotel SAS Royal de Copenhague. Fue el primer hotel completamente diseñado por un "diseñador", incluso si Jacobsen rechazaba ese término. Utilizando el espíritu del concepto de "obra de arte total" (Gesamtkunstwerk), creó todos los muebles del edificio, incluidas las sillas Egg y Swan que se hicieron especialmente famosas. El mismo año, se celebró en París la exposición sobre "Formas escandinavas".

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

A estas alturas, Arne Jacobsen había logrado el reconocimiento internacional, ganó la medalla del Príncipe Eugenio (1962). Fue galardonado por muchos proyectos en Alemania e Inglaterra (St Catherine's College Oxford, 1966). En 1965, comenzó la construcción del Banco Nacional de Dinamarca, un edificio trapezoidal con inmensas paredes de vidrio y mármol que no se completó hasta 1978. En 1970, también comenzó a trabajar en la construcción del Ayuntamiento de Mainz y en una fábrica para Novo Nordisk.

ARNE JACOBSEN
ARNE JACOBSEN

Arne Jacobsen murió el 24 de marzo de 1971 y dejó varios proyectos sin terminar. Medio siglo después de su muerte, las sillas del diseñador siguen siendo icónicas y muy buscadas en el mercado. De hecho, en 2010, una silla Goutte de 1958 se vendió por 22.000 euros en Pierre Bergé et Associés. Aunque el mueble más caro de Arne Jacobsen vendido en una subasta fue un juego de salón compuesto de un sofá de tres plazas y dos sillones que fue vendido por 121.520 euros. El trabajo realizado por Arne Jacobsen para el diseño minimalista danés ayudó a definir el funcionalismo moderno en el siglo XX y contribuyó a que la estética danesa fuera diferente.

Encuentra todas las piezas creadas por Arne Jacobsen en el buscador de Barnebys.

Texto traducido por Ana Isabel Escriche del artículo escrito por Kira Reinke del equipo editorial Barnebys Estados Unidos.