Una tiara histórica de Fabergé a subasta en Christie's

Christie's acaba de presentar uno de los lotes estrella de su sesión de joyas para este 2019. Se trata de una tiara real hecha por Fabergé, que fue encargada por Federico Francisco IV de Mecklemburgo-Schwerin para su prometida como regalo de bodas y que saldrá por primera vez a subasta.

Una tiara histórica de Fabergé a subasta en Christie's

La tiara real creada en 1904 que saldrá a la venta en Christie's Ginebra el próximo mes de mayo, fue realizada para Alejandra de Hanover, en vista de su unión con el Gran Duque de Mecklemburgo-Schwerin, Federico Francisco IV.

Como ferviente admiradora y coleccionista de objetos de Fabergé, la madre del Gran Duque, la Gran Duquesa Anastasia Mijáilovna Románova de Rusia, le propuso a su hijo usar el taller del famoso joyero para hacer su regalo de boda prevista para el 7 de junio de 1904.

EUGÈNE FABERGÉ. Tiara real para Alejandra de Hanover (1904). Imagen vía: Christie's
EUGÈNE FABERGÉ. Tiara real para Alejandra de Hanover (1904). Imagen vía: Christie's

Según los archivos, los detalles de la confección de la joya se negociaron a través de la correspondencia entre el gabinete oficial de Mecklemburgo-Schwerin y Eugène Fabergé. Una misiva con fecha del 10 de mayo indica la posibilidad de hacer "una tiara de diamantes por 10.000 rupias o una diadema de aguamarina y diamantes por 7.500 rupias".

En otra carta puede verse la serie de dibujos que Fabergé había enviado a la Gran Duquesa para obtener la aprobación de su hijo. Sin embargo, los bocetos que representan la posible sección superior de la tiara se perdieron, a solo dos semanas antes de la boda, y así fue como Eugène Fabergé permaneció sin instrucciones precisas sobre el aspecto final de la joya.

Alejandra de Hanover y Federico Francisco IV de Mecklemburgo-Schwerin el día de su boda
Alejandra de Hanover y Federico Francisco IV de Mecklemburgo-Schwerin el día de su boda

Después de haber solicitado los bocetos por segunda vez, Fabergé declaró que no pudo entregar la tiara en un período de tiempo tan limitado, es decir, el 7 de junio, como lo había solicitado el gabinete oficial de Mecklemburgo-Schwerin.

La princesa Alejandra de Hanover se vio obligada el día de su boda a usar la tradicional corona de boda de la familia Hanover; una joya que se mantuvo en la familia durante un siglo y que fue encargada en 1761 por el rey Jorge III de Reino Unido, para la reina Carlota de Mecklemburgo-Strelitz.

Alejandra de Hanover luciendo la tiara de Eugène Fabergé. Imagen vía: Barnebys
Alejandra de Hanover luciendo la tiara de Eugène Fabergé. Imagen vía: Barnebys

Alejandra de Hanover recibió la tiara Fabergé, su regalo de bodas, algún tiempo después. En el momento de su unión, los dos jóvenes prometidos tenían 21 y 22 años. La tiara histórica no se ha mostrado al público durante más de un siglo.

Esta pieza de alto valor histórico tiene detalles diseñados especialmente para el evento principesco. Un friso de nomeolvides entrelazados con cintas encarna el amor verdadero y eterno, mientras que las flechas se refieren a la figura de Cupido, al compromiso y cariño. Nueve piedras de aguamarina talladas en pera sobresalen de la tiara, cuya estructura está salpicada de diamantes más modestos.

La tiara real saldrá por primera vez a subasta el 15 de mayo. Esta maravilla firmada por Fabergé se estima entre 200.000 y 300.000 euros. Hasta el momento la tiara más cara jamás vendida en una subasta perteneció a la esposa de Napoleón III y fue subastada en 2001 en Sotheby's por 12.8 millones de dólares.

Encuentra todas las joyas a la venta en el buscador de Barnebys.


Etiquetas