El experto Stéphane Pinta ha revelado que se trata de una obra realizada en 1674 por un colaborador del artista Charles Le Brun. El descubrimiento ha sido un secreto bien guardado hasta que fue anunciado por el New York Times hace unos días y luego revelado por el Daily Art. El CEO de la marca de lujo Oscar de la Renta sabe de la existencia de la obra desde hace casi un año, pero le habían prohibido formalmente que se revelara su existencia.

Coincidiendo con los preparativos del inicio de la Semana de la Moda en París y la inauguración de la tienda de moda, Oscar de la Renta dará mucho que hablar en la capital francesa durante los desfiles de moda más esperados del año. El año pasado, durante las renovaciones del nuevo espacio en el 4 de la rue de Marignan, el director de la tienda, Alex Bolen, recibió una llamada de su arquitecto, para que fuera allí de inmediato para juzgar un "descubrimiento".

Los trabajadores de la construcción siguieron el rastro de la pintura al notar la existencia de un techo con paneles del siglo XIX, compuesto por 29 divisiones cuadradas con incrustaciones y pintados con sellos heráldicos, mantenidos durante décadas bajo un segundo techo. Al derribar un muro un poco más tarde, el equipo descubre un cuadro de seis metros por tres, ennegrecido por el tiempo, que se extiende sobre toda la superficie del muro. Unos jinetes que visten ropa del siglo XVII están representados, deteniéndose frente a la ciudad de Jerusalén, donde se ve una mezquita en la distancia.

Las obras se interrumpieron de inmediato, al mismo tiempo que se pospuso la apertura de la tienda hasta mayo de 2019, para restaurar la pintura dañada. Si los descubrimientos de este tipo son bastante comunes en castillos u otros monumentos históricos, son mucho menos frecuentes en este tipo de espacios, dijo Nathalie Ryan, la arquitecta de la marca. Alex Bolen había alquilado este viejo apartamento, en un inmueble que él consideraba "sin encanto", sabiendo que todo tendría que ser renovado.

Tras el descubrimiento, el CEO llamó a Stéphane Pinta, un experto en obras maestras de du Cabinet Turquin, quien estableció que era un óleo sobre lienzo de 1674 pintado por Arnould de Vuez, un artista flamenco. El pintor había trabajado para la corte del rey Luis XIV junto a Charles Le Brun. Stéphane Pinta rastreó la procedencia de la obra maestra a través de una obra de Albert Vandal sobre los viajes de Charles-Marie-Francois Olier, Marqués de Nointel y Angervilliers, y embajador francés de Luis XIV en el imperio otomano de Mehmed IV. En la página 129 del libro aparece una impresión similar a la pintura grande donde puede verse al marqués de Nointel que llega a Jerusalén acompañado por su caballería, durante un recorrido por Oriente Medio realizado en 1673.

La obra maestra se había quedado pegada a la pared y los expertos determinaron que sería demasiado peligroso tratar de moverla. Como buen hombre de negocios, Alex Bolen negoció con el propietario del edificio para que el trabajo permanezca en la tienda una vez que esté abierta (el contrato de arrendamiento está programado por 10 años), ofreciendo a cambio el respaldo económico total de su restauración.

El restaurador Benoît Janson y su equipo han estado trabajando durante varios meses para garantizar la restauración de la pintura, considerada "rara y excepcional en muchos aspectos". Según Janson, la pintura ya ha sufrido varias modificaciones. La mayor parte del trabajo ahora consiste en eliminar las diversas capas de barniz que cubren su superficie y recuperar sus colores originales. El largo proceso debería terminarse durante el mes de mayo, a tiempo para la apertura de la tienda que, gracias al golpe del hechizo, será absolutamente única en su género.

¡Encuentra todas las obras de arte del taller de Charles Le Brun, aquí en Barnebys!

Texto traducido por Ana Isabel Escriche del artículo escrito por Laurianne Simonin del equipo editorial Barnebys Francia.