Jenny Saville: desnudos esculpidos en lienzo

La artista contemporánea de origen escocés, Jenny Saville, hace que los cuerpos de las mujeres hablen a través de lienzos monumentales que presentan con toda naturalidad. Saville se ha convertido en la artista femenina viva más cara del mundo y en Barnebys nos encanta.

Jenny Saville: desnudos esculpidos en lienzo
Inicios
JENNY SAVILLE. Branded. Óleo sobre lienzo (1992). Imagen vía: Christie’s
JENNY SAVILLE. Branded. Óleo sobre lienzo (1992). Imagen vía: Christie’s

Jenny Saville nació el 7 de mayo de 1970 en Cambridge, se graduó en la Escuela de Arte de Glasgow. Fue descubierta en 1993 por el comerciante de arte Charles Saatchi, que adquirió todos sus trabajos de graduación. Se trataba de pinturas un tanto excéntricas, principalmente desnudos que no tenían en cuenta los tabúes. Estas obras pintadas una parte en Escocia y otra en Estados Unidos, mientras asistía a clases en la Universidad de Cincinnati, según confesaría la artista, fueron fruto de la experiencia vivida en la tierra de la comida basura, donde descubrió su pasión artística por las personas voluminosas que son las protagonistas de la mayoría de sus pinturas.

Influencia de Picasso
JENNY SAVILLE. Sin título. Óleo sobre papel (2004). Imagen vía: Christie’s
JENNY SAVILLE. Sin título. Óleo sobre papel (2004). Imagen vía: Christie’s

Jenny Saville pronto exhibió en galerías de Londres y su fama fue en aumento en la década de 1990, convirtiéndose en una de las figuras emblemáticas del movimiento Young British Artists, que en ese momento reunía a unos 40 artistas plásticos “turbulentos” del Reino Unido, incluyendo a Damien Hirst y Rachel Whiteread.

JENNY SAVILLE. Cindy. Óleo sobre lienzo (1993). Imagen vía: Christie’s
JENNY SAVILLE. Cindy. Óleo sobre lienzo (1993). Imagen vía: Christie’s

Sus obras, a menudo creadas en formato panorámico o en formatos muy grandes en su estudio de Londres o de Palermo, revelan una variedad de influencias como el trabajo de la fotógrafa estadounidense Cindy Sherman. Pero también se basa en los grandes pintores clásicos como Picasso y Rembrandt. Otras inspiraciones que no tienen nada que ver con el arte contribuyen a la originalidad de sus pinturas, como las imágenes médicas y la cirugía plástica, que descubrió al asistir a las sesiones con el médico Barry Martin Weintraub de Nueva York.

Puedes leer más sobre la obra de Cindy Sherman en nuestro artículo dedicado a su trabajo.

JENNY SAVILLE. Saville. Óleo sobre lienzo (1999). Imagen vía: Christie’s
JENNY SAVILLE. Saville. Óleo sobre lienzo (1999). Imagen vía: Christie’s

Con tanta inspiración la artista escocesa ha creado su propio universo, dentro del cual destacan los retratos y las pinturas al óleo de grandes pinceladas, donde se transgrede las prohibiciones al dar un lugar sobresaliente a la carne, a los cuerpos obesos, moribundos, transexuales ... En resumen, todos aquellos que no han tenido cabida en el arte “políticamente” agradable.

Cuerpos enormes, hinchados y deformes
JENNY SAVILLE. Cultural Fetish. Óleo pastel, acuarela y collage sobre papel. Imagen vía: Sotheby’s
JENNY SAVILLE. Cultural Fetish. Óleo pastel, acuarela y collage sobre papel. Imagen vía: Sotheby’s

Con frecuencia, sus desnudos se revelan asquerosamente precisos y cuestionan al espectador, especialmente sobre los límites de lo presentable y la reflexión que inducen, sobre los tormentos de nuestra sociedad y las heridas de alma. Al impulsar aún más el análisis, estas pinturas también dinamitan todas las nociones convencionales e históricas de la belleza, como siempre ha sido representada en el arte, es decir, a través del prisma de siluetas idealizadas, con curvas armoniosas y una piel suave.

JENNY SAVILLE. Juncture. Óleo sobre lienzo (1994). Imagen vía: Christie’s
JENNY SAVILLE. Juncture. Óleo sobre lienzo (1994). Imagen vía: Christie’s

Algunos llegan a ver en sus obras una crítica política de la opinión de los hombres sobre los cuerpos de las mujeres. Una mirada tiránica de esta feminista convencida, como lo demuestran sus desnudos más grandes, que a menudo están marcados con rotulador negro, como un cirujano que dibuja en el cuerpo las áreas que pretende liposuccionar o remodelar con el bisturí.

JENNY SAVILLE. Autorretrato. Óleo sobre lienzo (1991). Imagen vía: Christie’s
JENNY SAVILLE. Autorretrato. Óleo sobre lienzo (1991). Imagen vía: Christie’s

Otra particularidad de las pinturas de Jenny Saville, además del hecho de que son sistemáticamente monumentales, es su alcance autobiográfico. Perseguida por el deseo de ser un objeto de su propio enfoque artístico, la artista nunca ha dudado en exponer su intimidad. Lo que hace en algunas de sus obras donde su avatar aparece desfigurado o su cuerpo presionado contra una placa de vidrio.

Jenny Saville: una leyenda viviente
JENNY SAVILLE. Interfacing. Óleo sobre lienzo (1992). Imagen vía: Christie’s
JENNY SAVILLE. Interfacing. Óleo sobre lienzo (1992). Imagen vía: Christie’s

A punto de cumplir cincuenta años, Jenny Saville es miembro de la Royal Academy y continúa exhibiendo sus obras en las galerías más famosas del mundo, a medio camino entre la abstracción y la figuración. No es raro que sus creaciones compartan sala con obras de pintores clásicos del siglo XX, como Egon Schiele en el Kunsthaus de Zúrich en 2015, Lucian Freud o Francis Bacon, a los que muchos críticos se refieren a ella como su heredera. Tanto por su forma de pintar la ambigüedad de la carne, como en el encuadre en primer plano.

JENNY SAVILLE. Propped. Óleo sobre lienzo (1992). Imagen vía: Sotheby’s
JENNY SAVILLE. Propped. Óleo sobre lienzo (1992). Imagen vía: Sotheby’s

Una línea artística que promete al artista una posteridad y por sus pinturas más hermosas, así como una especulación insospechada, como lo muestra Propped, un autorretrato de 182.9 cm por 213.4 cm. de altura, realizado cuando ella era estudiante y que inicialmente se estimó en unos 4’5 millones de euros por el coleccionista que lo tenía en su poder, David Teiger. En octubre pasado, este trabajo, que ofrece la visión de una mujer opulenta sentada en un taburete, rompió todos los récords al ser comprada por 11 millones de euros por Helena Newman, presidenta de Sotheby’s Europa. Una cantidad excepcional que convierte a Jenny Saville en la artista viva más cara del mundo.

Encuentra toda la obra de Jenny Saville disponible en el buscador de Barnebys.

Descubre cuales son las obras de arte más caras del mundo de artistas vivos vendidas hasta la fecha.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.