5 cosas que debemos recordar sobre el mercado de subastas de 2018

El mundo de las subastas está cambiando como lo demuestra la página escrita en el año 2018, donde han destacado varios hechos: record de registros, las colecciones emblemáticas y los nuevos conceptos.

Banksy
Banksy

1. Nuevos registros

AMEDEO MODIGLIANI
AMEDEO MODIGLIANI

La obra más cara subastada en 2018, Nu Couché (sur le côté gauche) de Amedeo Modigliani, fue subastada en Sotheby’s en mayo en una venta de arte impresionista y moderno. Consiguiendo 157,2 millones de dólares, y estableciendo un nuevo récord para obras de Modigliani y colocándose en la lista de las obras más caras del mundo en cuarta posición.

EDWARD HOPPER
EDWARD HOPPER

Otro de los registros de artistas superados fue para Edward Hopper y su "Chop Suey", que con $ 91.8 millones, duplicaba su antiguo récord en la venta de Christie's de noviembre. "Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)" de David Hockney, fue subastado al día siguiente por $ 90.3 millones. Se convertía así en la obra más cara de un artista vivo vendida hasta el momento, desbancando al "Balloon Dog (Orange)" de Jeff Koons.

HENRI MATISSE
HENRI MATISSE

La "Odalisque couchée aux magnolias" de Henri Matisse consiguió en Christie's en el mes de mayo 68.800.000 de euros en una batalla que duró menos de tres minutos, logrando un nuevo récord para el artista francés. Mientras que Rene Magritte con "Le principe du plaisir", un lienzo vendido también en Christie's, alcanzaba los $ 26.8 millones y superaba la marca establecida en 2017 con "L’empire des lumières" vendido por 17.600.000 de euros.

2. Nuevos conceptos

Edmond de Belamy
Edmond de Belamy

El octubre del 2018, Christie's ofreció el primer trabajo realizado por inteligencia artificial. La pintura, titulada Retrato de Edmond de Belamy (un personaje ficticio), fue diseñada por un sistema de algoritmos creado por el colectivo francés Obvious, y se vendió por $ 432.500, contra una estimación de 7.000 a $ 10.000.

XU ZHEN. "Xuzhen Supermarket"

Sotheby's, por su parte, anunció la primera subasta de un lote intangible: un concepto. Esta es la idea detrás del "Xuzhen Supermarket", una instalación creada por el artista chino Xu Zhen, que se vendió en Hong Kong en septiembre, ganando una licitación de 220.044 euros (cuando la estimación alta era de 165.000 euros). De este modo, el comprador obtuvo la licencia que le autorizaba a reproducir la obra en colaboración con su fundador.

Con el auge de la tecnología digital y el debate sobre la tecnología Blockchain, Christie's también se ha convertido en el primer lugar en operar con esta tecnología. Gracias a una colaboración con el Artory Registry, la casa de subastas difundió la colección de Barney A. Ebsworth (incluyendo el "Chop Suey" de Edward Hopper) usando un catálogo que usa la información segura de las "cadenas de bloques".

¿El Blockchain revolucionará el mundo del arte? Puedes seguir leyendo en este enlace.

3. La joyería en ascenso

María Antonieta
María Antonieta

Los objetos que han pertenecido a celebridades o personalidades históricas son a menudo del gusto del público. En el año 2018 se vendió la increíble colección de joyas de la reina María Antonieta, presentada en Sotheby's de Ginebra durante las prestigiosas ventas de orfebrería de septiembre. La colección, salvada in extremis por la reina mientras intentaba huir de Francia con su familia en marzo de 1791, reapareció después de más de 200 años de ausencia, proporcionando, según la casa de subastas, "una visión cautivadora de la vida que llevó su dueño hace varios cientos de años". El lote estrella, una perla natural colocada en un colgante de diamantes, no solo aplastó 18 veces su estimación de 2 millones de francos suizos, vendiéndose por 32 millones de euros, sino que también estableció el récord mundial de una perla vendida en una subasta. La subasta recaudó en total 47 millones de euros.

Pink Legacy
Pink Legacy

Un anillo llamó la atención de coleccionistas y expertos de todo el mundo en noviembre de 2018. El Pink Legacy, un diamante rosado llamado "Fancy Vivid Pink", cortado en forma rectangular, con un promedio de 19 quilates, llegó a Christie's convirtiéndose en el cuarto diamante más caro del mundo. Su color excepcionalmente puro, junto con su notable peso y talla, hacen de Pink Legacy uno de los diamantes rosa más extraordinarios del mundo. Vendido por 44.700.000 de euros o 2.35 millones por quilate, establecieron un nuevo récord para el precio de un quilate de diamante rosado.

Descubre los 10 diamantes más caros del mundo.

4. Sobresalientes colecciones privadas

Diego Rivera
Diego Rivera

La colección de David y Peggy Rockefeller alcanzó los 832.6 millones de dólares y un nuevo récord para una colección privada subastada. Con más de 1.500 artículos, siete sesiones de subasta y una gira mundial con siete destinos, la venta contaba con algunas hermosas obras como: "Nymphéas en fleur" de Claude Monet ($ 84.7 millones), "The Rivals" de Diego Rivera ($ 9.7 millones), la pintura récord de Henri Matisse ($ 80.8 millones), o el servicio de porcelana Sèvres de Napoleón I que se vendió por $ 1.8 millones.

Pierre Bergé
Pierre Bergé

La colección Pierre Bergé, subastada durante una semana de noviembre en Sotheby's, se llevaron a cabo en París, después de una exposición excepcional que recreaba las decoraciones de las cuatro residencias del coleccionista: "La Datcha" en Normandía, "Mas Theo" en Provenza, "Villa Mabrouka" en Marruecos y, finalmente, su apartamento parisino ubicado en la Rue Bonaparte. La venta reunió un total de 28.447.169 euros, casi cuatro veces más que el precio mayor estimado. Las ganancias de la venta se donaron a la Fundación Pierre Bergé-Yves Saint Laurent.

5. La sorpresa

Banksy
Banksy

Terminamos nuestro resumen anual con la sorpresa general ocurrida en octubre en Sotheby's, donde la obra "Girl with Red Balloon" del artista urbano Banksy se autodestruyó segundos después del último golpe de martillo. Estimado entre 200.000 y 300.000 libras, la obra fue objeto de una feroz batalla y se cuadruplicó su valor, antes de ser adjudicado por 1.04 millones de libras. El propio Banksy relató el incidente en sus redes sociales, explicando que había creado e insertado en el marco, hace unos años, una especie de trituradora que podía activarse de forma remota si la pintura se vendía en una subasta. Sin embargo, el comprador ha conservado su adquisición "destruida", que ha recibido un nuevo nombre: "Love is in the bin" convirtiéndose en la primera obra de arte creada en vivo en una subasta.

¡Comienza tu propia colección de arte, en el buscador de Barnebys!