Aquí hay algunos consejos prácticos por si alguna vez compras algo en subasta

Aunque las subastas sean una de las formas más antiguas y sencillas de comprar, algunas cosas pueden parecer difíciles si nunca antes has participado en una. Aquí tienes algunos consejos prácticos.


Examina bien el estado del artículo
Acuérdate de leer toda la información sobre el artículo proporcionada por la casa de subastas. Es una descripción sobre su estado, origen, defectos y otros aspectos de interés para el comprador. Si no se describe a fondo el estado de la pieza, deberías contactar con la casa de subastas para asegurarte. A menudo también te podrán proporcionar imágenes detalladas.

Comprueba las medidas
Es importante comprobar las medidas de la pieza para evitar sorpresas desagradables, como comprar por error un cuadro dos veces más grande de lo que esperabas, o que la silla de lectura que imaginabas resulte ser demasiado pequeña.

¿Qué es el precio de salida?
Cada artículo tiene un llamado precio de salida, que normalmente se basa en una tasación. Sirve de guía al comprador y se puede considerar a menudo como una mezcla del precio de tasación y del precio de captación. El precio de remate real puede estar considerablemente por debajo o por encima del precio de salida. El precio de salida debería verse como un indicador de lo que la casa de subastas cree que es un precio razonable, pero deberías dejar que sea el tamaño de tu propio bolsillo el que determine el precio final.

¿Qué es el precio de reserva?
El precio de reserva es el precio más bajo garantizado fijado por el vendedor. Es un acuerdo entre la casa de subastas y el vendedor, y muchas veces se oculta a los compradores. Uno puede pujar por debajo del precio de reserva, pero si dicho precio no se ha alcanzado al finalizar la subasta, el artículo no será subastado, sino que el vendedor se lo volverá a quedar. A dicho artículo se le llama invendido. El precio de reserva normalmente equivale a un 50-80% del precio de salida, pero a veces no se fija un precio de reserva.

¿Qué es una oferta inicial sugerida?
Es normalmente una puja baja, por ejemplo 10€, fijada por la casa de subastas para animar a pujar. Puede ser inferior o equivalente al precio de reserva.

¿Qué es un invendido?
Es un término de subastas que se utiliza cuando un artículo no se ha podido vender debido a que no ha alcanzado su precio de reserva, o porque no han pujado por él.

Decide una puja máxima
A menudo, las pujas se vuelven más intensas durante los últimos minutos antes del golpe de martillo. Puedes utilizar los servicios de puja máxima de las casas de subastas para que no tengas que preocuparte por si te pierdes la subasta. Entonces, la casa de subastas, de la forma más ventajosa posible, pujará por ti hasta llegar a la cantidad máxima que hayas establecido. Es también una buena manera de evitar pujar contra ti mismo.

Controla la subasta para que no te la pierdas
Acuérdate de anotar las horas de finalización de las subastas que te interesan. En Barnebys también podemos crear avisos de subasta, y de esta forma recibirás un email cuando ésta esté terminando. Especialmente las subastas online tienden a intensificarse durante las dos últimas horas, o a veces incluso durante los últimos minutos.

Ten en cuenta los cargos adicionales
Es fácil quedar atrapado en guerras de pujas. Por eso, antes de la subasta deberías establecer un límite según lo que consideres que vale el artículo y lo que estás dispuesto a pagar. También ten en cuenta que en muchos casos se añaden disposiciones y primas al precio de remate. La mayoría de casas son muy claras en sus términos y condiciones, pero siempre es bueno consultar si existen condiciones especiales.


Nosotros mismos somos ávidos compradores de subastas y por eso estamos convencidos de que a ti también te va a gustar. Nuestro consejo principal es que pujes por las cosas que te gusten, ya que te puedes arrepentir de lo que no compraste.

¡Disfruta!

Publicidad