Exterior de Villa Gaeta Exterior de Villa Gaeta

Villa Gaeta tiene una historia de más de cuatrocientos años. Una historia hecha especialmente por las familias que vivieron allí desde el siglo XVII, cuando se construyó la primera villa. Parece que la propiedad siempre se ha pasado de una familia a otra por herencia femenina. Solo las habitaciones centrales de la planta baja, donde se encontraban la cocina y las bodegas de la familia Peri de Montevarchi, son del edificio original, como lo atestigua la piedra colocada en la puerta de las bodegas actuales.

La sala de estar de Villa Gaeta. La sala de estar de Villa Gaeta.

Los frescos son los verdaderos escritores de la historia de Villa Gaeta: en el siglo posterior a la primera construcción, el edificio se amplió al pasar a la familia del juez Agnolesi. Es en este período que se agregó el Oratorio de Santa Maria della Purità en estilo Luis XVI, mientras que a mediados del siglo XIX los interiores se redecoraron siguiendo la tendencia del período, el eclecticismo victoriano.

En esos años, la propiedad pertenecía al abogado Giuseppe Gaeta, el hombre que le dio a la villa una nota importante, que ha sobrevivido hasta hoy: su maravilloso parque. Gracias a Gaeta, que en ese momento era un entusiasta de la botánica, el espacio verde que rodea la villa se convirtió en un terreno fértil para unas 160 especies de coníferas, la mayoría de las cuales, fueron importadas de Norteamérica, como las secuoyas y el pino de Oregón, plantados por primera vez en Italia, justo en el jardín de esta villa.

Este jardín, cuidado con pasión por Giuseppe Gaeta, se llama hoy Pinetum di Moncioni, un parque de aproximadamente tres hectáreas en la cresta que divide la provincia de Arezzo de la de Siena: el jardín botánico es un área natural protegida de interés local.

Bruno Boretti en el Jardín botánico. Bruno Boretti en el Jardín botánico.

Gracias al propietario actual, el diseñador Bruno Boretti, el parque también se ha convertido en un lugar para el arte contemporáneo y la experimentación: de hecho, Pinetum también es el nombre que recibe la Bienal creada por Boretti y dedicada al arte y al diseño. Cada año, algunos jóvenes artistas son seleccionados para quedarse en las residencias de la villa, para hacer obras permanentes que enriquecen el jardín botánico, convirtiéndolo en un verdadero museo al aire libre.

Detalle de la sala de estar con frescos, bustos de Roberto Dragoni y obras de arte. Detalle de la sala de estar con frescos, bustos de Roberto Dragoni y obras de arte.

Barnebys ha hablado con Bruno Boretti, quien no solo es el propietario de Villa Gaeta, sino también el diseñador de renombre que se encargó personalmente de su proyecto de restauración, renovación y diseño de interiores.

Bruno, ¿puedes contarnos sobre el primer encuentro con tu Villa Gaeta?

"En realidad, el lugar me eligió a mí y no al revés. Antes de mudarme a Villa Gaeta, vivía en una casa que también había renovado. Ya había visto muchas casas, pero cuando la vi en las fotos del anuncio, me sentí atraído de una manera particular, había algo diferente de las demás. De hecho, cuando llegué, me sumergí en el pasado, el lugar me llevó a mi infancia, sentí los sentimientos y los olores que solía tener mientras pasaba tiempo en la casa de mi querida amiga María Luisa, la nieta de Marquesa Guasconi Viviani della Robbia. En ese momento comprendí que este era el lugar adecuado para mí, de hecho, al principio pensé en llamarla Villa Luisa".

Sillas de diseño. Sillas de diseño.

Pero luego se quedó en 'Villa Gaeta'

"Sí, porque básicamente soy el primer 'desconocido para la familia' que vive aquí. Los últimos dueños fueron los Monaci, de hecho, Marianna Gaeta, hija de Giuseppe Gaeta, se casó con un Monaci y durante más de 100 años se llamó así la propiedad: Villa Monaci. Cuando compré la propiedad, quería nombrarla Luisa, pero luego decidí volver a llamarla Gaeta".

¿Cómo definirías el estilo de la villa?

"Mi hogar refleja mi historia, mi trayectoria profesional y mi entrenamiento, también. Desde el primer acercamiento como niño con las antigüedades hasta los años universitarios, cuando a menudo buscaba artículos raros y piezas de diseño. ¡Me gustan muchas cosas! Cosas de los años 50, 30, 70, ¿cómo renunciar a la belleza? Todas las épocas han aportado algo hermoso... Desde otro punto de vista, sin embargo, admito que el estilo de la villa es diferente a lo que siempre he diseñado: hago cosas muy contemporáneas, aquí puedes ver mi estilo, obviamente, pero generalmente soy más minimalista. Mi primera casa publicada en una revista se remonta a 1982. Era un proyecto de los años setenta y el título era: ¡Menos es más!”.

Detalle del comedor. Detalle del comedor.

¿Puedes contarnos algo más sobre tu colección de Vetri di Empoli?

"Siempre me han atraído el cristal. En los años 70, principios de los 80, tenía una muy buena colección de cristal de Murano, con más de 30 piezas. Pero después de un tiempo las colecciones me asfixian y empiezo a usar las piezas en los proyectos para mis clientes. Si veo algo que me gusta, lo compro para mí, lo uso por un tiempo y luego lo vendo a otra persona ... por ejemplo, vendí la colección de Murano y con el dinero ganado, ¡compré la primera hectárea de terreno en Chianti, con un viñedo!

Sin embargo, Vetri di Empoli siempre me ha fascinado porque me recuerda a las cocinas toscanas de los años cincuenta, cuando todos tenían un gran vaso Empoli con las espigas de trigo en el interior. Vivo cerca de Empoli, así que comencé a comprarlas cada vez que encontraba una pieza interesante, ¡también compré una justo ayer! El año pasado, amueblé una villa en Forte dei Marmi y usé cincuenta de mi propia colección, ¡ni siquiera lo noté!".

Parte de la colección de Vetri di Empoli. Parte de la colección de Vetri di Empoli.

La villa es rica en diseño y obras de arte, ¿dónde prefieres comprar tus piezas?

"Las obras de arte, las pinturas ... Siempre las he comprado por impulso emocional, encontrándolas en los mercados, como en el mercado de antigüedades de Arezzo. Me gusta descubrir cosas que a otros no les gustan: por el descubrimiento, pero también por la parte económica. Ya sabes, la gente tira tantas cosas bellas por no conocer su historia ... Hace poco compré una hermosa mesa de Carlo Scarpa en un mercadillo, probablemente dejada por algunos herederos del dueño que no tenían idea ¡de lo que se estaban deshaciendo!".

Interior de Villa Gaeta. Interior de Villa Gaeta.

Las paredes azules son una característica muy especial de la villa, ¿cómo elegiste el color?

"La elección fue realmente difícil. Durante la renovación encontré el techo original, pero no había nada en las paredes, así que busqué un color similar al azul del techo. Durante la restauración del Museo Bardini en Florencia, encontraron un azul similar bajo el yeso, de hecho, el color se llama Blu Bardini, del famoso anticuario que lo había copiado de los rusos en San Petersburgo. El azul siempre ha sido un color precioso, porque se hizo con lapislázuli. De hecho, el manto de la Virgen en las pinturas antiguas es a menudo azul".

Detalle del dormitorio de Villa Gaeta. Detalle del dormitorio de Villa Gaeta.

¿Cómo nace el proyecto de restauración de la villa?

"El proyecto nació como una investigación histórica, mi primer objetivo fue ir a descubrir qué había debajo. Las paredes estaban cubiertas, pero se encontró un fresco de las Cuatro Estaciones en la sala de estar, aunque solo el otoño y el invierno han permanecido, ya que algunas paredes fueron demolidas durante el siglo XIX. Una vez que se descubrieron los frescos, fue la casa la que me guió en el proyecto, porque al principio tuve una idea completamente diferente, quería hacerla ¡toda blanca! Los interiores cambian constantemente, sin duda agregaré mis propias creaciones en los muebles, de momento he diseñado la mesa del comedor".

La mesa de comedor diseñada por Bruno Boretti. La mesa de comedor diseñada por Bruno Boretti.

¿Cuáles son las piezas icónicas que más te gustan?

"Seguramente los jarrones de Enzo Mari que tengo sobre mi escritorio. Mari fue para mí, involuntariamente, un maestro, por su idea de la forma que refleja el uso y al mismo tiempo, por el concepto de belleza en sí".

Jarrones de Enzo Mari sobre el escritorio. Detrás: otra parte de la colección de Vetri di Empoli. Jarrones de Enzo Mari sobre el escritorio. Detrás: otra parte de la colección de Vetri di Empoli.

Lo que resulta es un contraste, muy estudiado, entre interiores antiguos y muebles industriales

"¡Los contrastes son hermosos! Superposición de siglos, la mezcla da calidez. Una casa del siglo XVIII, si es todo del siglo XVIII, es como vivir en el pasado, ¡estamos casi en 2020! Me gusta cambiar. Regresé después de algunos años a las casas que diseñé y encontré todo exactamente como lo había dejado: ¡no tiene sentido!".

¿Todas las obras de arte tanto en la casa como en el jardín provienen del proyecto Pinetum?

"Sí, muchos de ellos provienen de la Bienal de Pinetum, que ahora está en su séptima edición. Tenemos diseñadores importantes, me gusta comenzar tranquilamente, pero siempre me esfuerzo por la calidad. Por ejemplo, Vittorio Venezia creó las lámparas para la Capilla, que luego se presentaron en el Salone del Mobile. Los bustos dentro de la casa son de Roberto Dragoni, un artista que los creó al participar en la primera edición de Pinetum y que idealmente representan a los antiguos dueños de la villa".

Interior decorado de Villa Gaeta. Interior decorado de Villa Gaeta.

Villa Gaeta es también un lugar para eventos, talleres y reuniones. Las hermosas habitaciones dan la bienvenida a los huéspedes, que pueden permanecer entre los maravillosos frescos y rodeados por el Jardín botánico. La Villa tiene tres espacios diferentes: la sala de la biblioteca, la Sala Imperio y la habitación 900 con su propia sala de estar.

Villa Gaeta

Via di Ucerano 50, Moncioni 52025. Montevarchi (AR)

www.villagaeta.net

T: +39 328 9745117

E: brubore@gmail.com

Bruno Boretti Architetture

www.brunoboretti.com

Todas las fotografías del artículo son de Francesca Anichini.

www.francescaanichini.com