Incluso a la edad de 68 años, Picasso estaba buscando una nueva forma de expresarse. Colaboró con el fotógrafo Gjon Mili para producir una serie de dibujos “ligeros”. Picasso hizo un dibujo en el aire usando un lápiz óptico y Mili inmortalizó el momento fugaz con su cámara.

Su estilo distintivo de línea y energía inquieta se puede reconocer en todos los medios que pasaron por sus manos y continuó impulsado por una curiosidad artística insaciable hasta el día en que murió.

Aclamado como el personaje de arte moderno más importante del siglo XX, influyó en varios de los principales movimientos artísticos de su época. A saber; el cubismo, el surrealismo y el neoclasicismo. Inspirado por los elementos estilísticos de África y el arte ibérico, creó una nueva forma de ver y explorar temas muy personales como la política, la sexualidad y la identidad personal.

Picasso nació en Málaga en 1881 y se trasladó a París en 1904, donde su carrera dio un giro espectacular después de reunirse con la escritora estadounidense, Gertrude Stein, que se convirtió en su principal mecenas.

Picasso pasó el resto de su vida en París, donde vivió la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial y tuvo una vida privada bastante tumultuosa. Se casó dos veces y tuvo varios romances con algunas de sus musas. Picasso tuvo cuatro hijos de tres mujeres diferentes. A su muerte en 1973, a la edad de 91 años, Picasso era testigo de su propia celebridad artística y del legado que aún hoy sigue en auge.

Las pinturas de Picasso normalmente alcanzan los precios más altos de la subasta, a menudo rompen todos los récords. El 21 de junio de 2016, su pintura titulada “Mujer Sentada”, se vendió en Sotheby's por 59.036.814 $ (incluida la prima y el precio de remate del comprador), por lo que es el precio más alto conseguido de una obra cubista en una subasta.

Sin embargo, las piezas de cerámica de Picasso a menudo pueden ser una opción mucho más asequible. El año anterior, la casa de subastas Sotheby's de Londres llevó a cabo un día de ventas de arte moderno que incluía cerámica de la colección de Marina Picasso. El lote principal era Cabri, un jarrón pintado con forma de una cabra, vendido por 663.000 $. Un precio distinto a la obra anterior.

La belleza de estos objetos de cerámica más pequeños, está en propiedad de una gran variedad de coleccionistas y también se ofrecen en una amplia selección de salas de subastas. Es decir, que ser propietario de una parte de la historia de Picasso, no es tan difícil como te imaginas. Este es exactamente el caso de este hermoso jarrón que llegó a Barnebys a través del servicio de evaluación en abril de este año:

Enviado desde Alemania, llamó la atención inmediatamente del Director de Artes Decorativas del siglo XX de la casa de subastas Mallams, Philip Smith y ahora esta fabulosa obra es enviada a la venta a Oxford. Philip nos explica:

“Picasso regresa a la mitología griega y a la imagen de la cabra a lo largo de su carrera, y esto es un ejemplo clásico de esta imagen icónica en su obra de arte de cerámica. A partir de una pequeña edición de 40, este jarrón es una pieza inusual que llega al mercado y es una buena inversión y una obra de arte fácil de amar, del artista más destacado del siglo XX”.

Bajo una estimación inicial de 8.000 $-12.000 $, es emocionante ver algo de esta calidad en Barnebys y aún mejor, cuando encuentra una acogida con éxito ¡en una gran casa de subastas!

Si quieres conocer las obras de Pablo Picasso en Barnebys, clica aquí

Comentario