En la Edad Media, la desnudez estaba asociada con el pecado y pocos artistas se atrevieron a aventurarse a crear desnudos. Con el Renacimiento todo esto cambió. En un estallido de libertad, el cuerpo desnudo, que no había sido representado desde la antigüedad, fue retratado de nuevo en todo su esplendor.

La religión seguía desempeñando una función importante en la representación de la desnudez. Aunque Miguel Ángel y Da Vinci consiguieron glorificar el cuerpo desnudo, sus obras tenían aún raíces muy profundas ancladas en la tradición cristiana.

Simonetta Vespucci, la modelo que inspiró el lienzo de la Venus de Botticelli (1445-1510), fue considerada como el resumen de la belleza veneciana. Su cuerpo desnudo fue cuidadosamente envuelto y cubierto con sutiles pinceladas bien distribuidas.

the-birth-of-venus-14851large El nacimiento de Venus. Botticelli (1484 - 1486). Imagen vía: La Galería Uffizi, Florencia

Avancemos a Francisco de Goya (1746-1828), el pintor español conocido por las representaciones del cuerpo femenino. En una España católica durante la época ultraconservadora del siglo XIX, Goya, sin peso teológico o político sobre sus hombros, representaba a las mujeres: desnudas, eufóricas y libres.

Gracias a Goya, esta libertad para pintar el cuerpo desnudo continuó siendo apreciada por los artistas durante siglos después de él. La obra Jean-Auguste-Dominique IngresLa Grande Odalisque, de 1814, celebra la exclusividad del cuerpo desnudo, a través de cuanto deliberadamente deformaba la figura.

blog-1 La maja desnuda de Francisco Goya (c. 1797-1800). Imagen vía: Museo del Prado

blog-2

Jean Auguste Dominique Ingres. La gran odalisca (1814). Imagen vía: Museo del Louvre

Al principio del siglo XX, Edgar Degas (1834-1917) mostró al mundo las representaciones íntimas de mujeres desnudas. Degas retrataba a las mujeres en los baños, con cuerpos sensualmente contorneados y liberados.

blog-3 Edgar Degas (1834-1917). Après le bain, femme nue s'essuyant la nuque (1898). Imagen vía: RMN-Grand Palais (Musée d'Orsay)

Picasso y Braque se dedicaron a reinventar la rueda, o deberíamos decir cuerpo, en obras como Les Demoiselles d'Avignon (1907) y Le Grand Nu (1907-1908). Durante siglos, el papel del pintor era captar la realidad, las obras cubistas de Picasso y Braque rompieron estas ideas y cambiaron el desnudo para la posteridad.

blog-4 Georges Braque. Le Grand Nu. Imagen vía: Museo Nacional de Arte Moderno, París

A principios del siglo XX, la desnudez fue utilizada como una herramienta para ahondar profundamente en la psique. El artista expresionista alemán Egon Schiele (1890-1918) representaba una cruda sexualidad en sus obras que a menudo fueron inspiradas por prostitutas. Gracias al uso de líneas y texturas, Schiele creaba expresiones grotescas o carnavalescas, de sus más íntimos deseos y frustraciones sexuales.

blog-5 Egon Schiele. Fille aux cheveux noirs sans jupe (1911). Imagen vía: Leopold Museum, Viena (Austria)

Durante la década de 1950, después del "desmembramiento del cuerpo" cubista, las obras de Henri Matisse (1869-1954) presentan el cuerpo ya no como un ser, sino como una idea o un concepto que el artista materializó a través del uso de un sólo color sólido.

blog Henri Matisse. Nu Bleu II (1961). Imagen vía: ARTISTS RIGHTS SOCIETY (ARS), Nueva York

blog-6 Tom Wesselmann. Great American Nude # 92 (1967). Imagen vía: L&M Arts

En la era posterior a la Segunda Guerra Mundial, llegó con fuerza el pop art de la década de 1960. Las imágenes de la desnudez se mostraban sin tapujos al espectador, que incluso disponía de representaciones del cuerpo un tanto pornográficas, como se observa en las obras de Tom Wesselmann (1931-2004).

Hoy en día, en este mundo digital donde lo íntimo y lo privado se ponen cada vez más en el centro de mira, tal vez estamos volviendo a controlar las representaciones de desnudos de forma un tanto alarmante. Sólo hay que ver las políticas de publicación de Facebook para darse cuenta que no sería posible publicar ninguna de las obras de este artículo sin que la red social más popular del mundo nos bloqueara la página de Barnebys.

Comentario