El dibujo de Rubens ha pertenecido a la familia real holandesa desde la década de 1830 y es comparable en importancia a solo un puñado de obras de Rubens que se subastaron a principios del siglo XX.

El dibujo grande y poderoso representa a un joven corpulento con los músculos tensos que intentan levantar un peso pesado sobre su cabeza. Solo hay unos pocos estudios figurativos monumentales similares que Rubens llevó a cabo para la obra "La Elevación de la Cruz", que Rubens pintó para el altar de la Catedral de Amberes, poco después de su regreso de Italia en 1608.

El dibujo tiene una procedencia sobresaliente que comienza con el artista del siglo XVIII (y apasionado de Rubens) Jacob de Wit. Luego fue el artista y coleccionista británico, así como el líder de la Royal Academy, Sir Thomas Lawrence, quien poseyó la obra de arte. En la década de 1830 fue comprada por el rey neerlandés Guillermo II y luego fue colgado junto a otras obras maestras de Rafael, Miguel Ángel, Leonardo da Vinci y Rembrandt en una de las mejores colecciones de arte de su tiempo. Desde entonces, ha permanecido en posesión de la familia real holandesa.

Rubens no solo fue un ingenioso dibujante, sino también muy productivo. Este dibujo es de primera clase en cuanto a tamaño, fuerza y diseño. El dibujo es un componente clave en los pedidos más importantes del artista y con su destacada procedencia, solo hay un puñado de dibujos comparables firmados por Rubens que se hayan subastado desde mediados del siglo XX.

Realizado con una claridad excepcional y una técnica magistral, la obra también ilustra el método de trabajo del artista cuando desarrolló la composición de la imagen del gran altar, de la cual este dibujo es un estudio preliminar. La figura grande se dibuja junto a los bordes de la hoja y, a pesar del corte en las esquinas, la figura parece estar en las dimensiones originales.

Los estudios de figura de esta época en la carrera de Rubens a menudo se dibujan con tanta energía y visión que no es extraño que falte la mano o el pie de los personajes en los bordes de las hojas, ya que perfeccionaba los estudios de cada extremidad por separado.

A pesar de la evidencia de la posición del personaje, uno puede imaginar que Rubens aún estaba trabajando en la perspectiva cuando realizó el dibujo. La pierna izquierda de la figura está ligeramente estirada, más curvada y más hacia adelante que en la última versión, donde la pierna izquierda se coloca más cerca de la derecha, como se ve en la pintura terminada.

En el trabajo final, la figura basada en este dibujo es un soldado que lleva armadura. Rubens aprendió el método de realizar un estudio de desnudos como estudio preliminar para las versiones posteriores vestidas durante su estancia en Italia, una época que cambió su arte en casi todos los niveles. Cuando Rubens estuvo en Italia, se inspiró en los maestros del Renacimiento: Miguel Ángel, Rafael, Correggio, Mantegna y Tiziano. En el dibujo en cuestión, las influencias de Miguel Ángel son obvias, pero también las influencias de Carracci con las que Rubens trabajó durante su estancia en Roma.

El dibujo de Rubens se subastará en Sotheby's New York el 30 de enero de 2019.