Para los que no lo conozcan, Roy Lichtenstein es uno de los artistas más importantes del pop art, aunque en su época tardaron un poco en asimilar su trabajo. Lo que este artista estadounidense anhelaba, al igual que haría Andy Warhol, era romper con los academicismos y lo que se había hecho hasta entonces en el mundo del arte. A lo largo de su obra, Roy Lichtenstein utilizó objetos cotidianos, anuncios y cómics de la época para crear un estilo por el que es reconocido.

¿Te encanta el pop art de Andy Warhol? Lee más aquí sobre este artista.

La vida en Estados Unidos era cómoda, nacía la sociedad de consumo y las clases trabajadoras accedían a mejoras sociales que no se habían alcanzado con anterioridad. Apareció el monstruo de las apariencias y el de la propiedad: todos soñaban con tener una hermosa casa, lo último en electrodomésticos y ser bello y joven como un modelo. En la creciente necesidad del público por consumir encontró su nicho Roy Lichtenstein.

 

Roy Lichtenstein nació en Manhattan en el seno de una familia acomodada de descendencia judía el 27 de octubre de 1923. Sirvió en Europa durante la Segunda Guerra Mundial cuando aún no era un famoso artista. Reanudó sus estudios universitarios en Ohio cuando terminó la guerra y enseñó dibujo antes de casarse. No fue hasta principios de la década de 1960 que su trabajo se encarriló hacia el Pop Art (había estado tonteando inicialmente con el cubismo).

La ironía, la crítica sobre la banalidad de los objetos cotidianos y la sátira sobre los defectos del comportamiento humano son una constante de sus dibujos que mediante personajes tan conocidos como: Popeye, Dick Tracy o los dibujos de Walt Disney, Roy Lichtenstein utilizó para lanzar mensajes a la sociedad.

En 1963, Roy Lichtenstein desembarca en Nueva York con una serie de obras inspiradas en el universo de las viñetas. Aquí llegaron sus primeros triunfos y fue aplaudido por obras tan conocidas como Whaam! y Drowning Girl. Su estilo ha sido comparado con la del grabador japonés Katsushika Hokusai, aunque algunos críticos en 1964 afirmaban que era "uno de los peores artistas de Estados Unidos". Pero, a pesar de las críticas el público en general amaba a Roy Lichtenstein ¡y compraban sus obras!

 

El estilo de Roy Lichtenstein es fácilmente reconocido por el uso de líneas gruesas como si fueran rotulador, colores llamativos, dibujos planos con fondos llenos de puntos como los que pueden verse aumentado una impresión. Aunque el arte de Roy Lichtenstein también puede encontrarse en objetos de cerámica, grabados, paisajes impregnados de cultura asiática, esculturas.

 

En Barcelona podemos ver la escultura que se instaló con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, conocida con el nombre de "Barcelona Head" y en Madrid la escultura "Brushstroke" (Pincelada) instalada en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Descubre todas las obras disponibles en la actualidad de Roy Lichtenstein en Barnebys.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.