Las tendencias en el diseño, ya sea diseño de moda, decoración o arquitectura, dicen mucho sobre la vida y la sociedad en general de ese periodo de tiempo. El estilo contemporáneo, por ejemplo, tiende a carecer de ornamentos, está orientado hacia una imagen de simplicidad y se centra en la sostenibilidad. Además, de hacerle guiños al modernismo de mediados de siglo XX, con profusión de líneas limpias y falta de adornos que enriquezcan el objeto.

Esta tendencia artística parece indicar que culturalmente, la sociedad es cautelosa con el futuro, no está para florituras, aunque no olvidan el pasado y son discretos a la hora de mostrar los éxitos. El arte a veces ha estado vinculado a la política, como sería el caso del Realismo socialista; una corriente artística impuesta oficialmente por el estado y que pretendía “educar” a la población bajo ciertas premisas como la conciencia de clase y el conocimiento de los problemas sociales.

En la próxima subasta de Koller, que tendrá lugar entre el 19 y el 23 de marzo, encontramos la obra del pintor y escritor ruso Kuzmá Petrov-Vodkin. Kuzmá Petrov-Vodkin está considerado uno de los artistas soviéticos más famosos del siglo XX. Formó parte de un grupo de artistas de vanguardia que intentaban plasmar la transformación social y política de Rusia. El uso de colores llamativos, pinceladas vivas y expresivas en composiciones casi esféricas se mezclan con las representaciones modernizadas de los iconos rusos. Dämon (Demonio) muestra una composición monumental, en potentes tonos azules que mezcla fantasía y simbolismo.

Muchas de las pinturas de Ivan Fedorovich Choultsé, otro artista ruso contemporáneo de Kuzmá Petrov-Vodkin, se reprodujeron en postales que llegaban por correo a las provincias más remotas y pueblos más pequeños de Rusia. Los motivos más representados por este pintor nacido en San Petersburgo era el paisaje. Paisajes que iluminaba con una luz muy especial, ya fuera un sol de atardecer en el bosque o un amanecer en la blanca estepa nevada. Los paisajes arbolados son un ejemplo característico de la pintura prerrevolucionaria de Ivan Fedorovich Choultsé y simbolizan la profunda admiración del artista por la belleza de la naturaleza.

Otro de los artistas que trabajaron maravillosamente la luz, fue el pintor francés Félix Ziem. En la imagen podemos ver una impresionante vista de la costa de Constantinopla con Santa Sofía como protagonista, un cálido día de verano. Al igual que muchos de sus contemporáneos, Félix Ziem estaba particularmente interesado en capturar en sus pinturas los efectos de la luz, tan fugaces y etéreos como la vida. Para reflejar los puntos de vista del paisaje, Félix Ziem viajó por Italia, Francia o Constantinopla, reflejó la luz real de forma casi poética con el uso de una paleta de colores vivos y frescos. Las pinceladas en la obra de Félix Ziem son suaves, pero los colores son expresivos y se funden de manera notable.

Como ves no todas las generaciones han sido austeras y conformistas como la nuestra. En los inicios del siglo XX, cuando el Art Nouveau daba paso al Art Déco y comenzaba a tomar forma una tendencia de raíces naturales y optimistas, los diseñadores, decoradores y artistas miraban con pasión hacia el futuro. ¡Era casi una necesidad!, la sociedad tenía grandes aspiraciones, se adoptaban nuevas formas, llegaban el albor tecnológico, el lujo y el estilo como signos distintivos de la creatividad del nuevo siglo. Los años 1912-1915 fueron un período fructífero durante el cual, por ejemplo, el compositor y pianista francés Erik Satie escribiría muchas piezas pequeñas, pero también fue un precursor de las tendencias del minimalismo y el impresionismo.

OSCAR HEYMAN

OSCAR HEYMAN. Pendientes de zafiros y diamantes en forma de flor

El joyero Oscar Heyman ha estado creando joyas exquisitas desde 1912. Las joyas de Oscar Heyman son elaboradas en la actualidad meticulosamente por artesanos estadounidenses, pero utilizando las técnicas europeas transmitidas a través de tres generaciones de joyeros pertenecientes a esta saga familiar. Joyas elegantes, de diseño y de calidad que en el broche de diamantes disponible en Koller, se vuelve decorativo. En apenas 6 centímetros se encuentran aproximadamente 262 brillantes.

Este brazalete de diamantes de diseño elegante realizado en época Art Déco, presenta 130 piezas dispuestas en tres hileras. Los diamantes de talla antigua son de diferentes tamaños y se disponen entre 2 líneas de baguettes de zafiro sintético en corte francés.

Encuentra todo el catálogo de Koller disponible en Barnebys, aquí. 

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario