Madeleine Pyk. Madeleine Pyk.

Madeleine Pyk nació el 24 de febrero de 1934 en Estocolmo y creció en Södermalm con vistas a Slussen. Aquí, la artista solía sentarse y mirar las vistas por encima de la ventana. Allí estaba el paisaje urbano, la gente y el agua. Los veranos se pasaban con la familia en Skägga en Värmdö fuera de Estocolmo rodeados de animales, naturaleza y juegos. Como `podréis imaginar, ya hemos mencionado dos de los lugares que fueron la base del arte de Madeleine Pyk.

MADELEINE PYK. "Lindansare vid Slussen". Firmado. MADELEINE PYK. "Lindansare vid Slussen". Firmado.

Los animales, la naturaleza, el agua, las aves y los edificios antiguos que se encuentran en el entorno de la infancia de Madeleine Pyk comenzaron a dar forma a ese mundo de fantasía que se refleja en la obra de la artista. Hoy en día, los lugares, objetos y criaturas, tanto reales como aquellos que sólo existían en su cabeza, son modelos a seguir en su arte y contribuyen a una pintura narrativa y poética. Su trabajo imaginativo y colorido distinguen a Pyk como una artista ingenua con una mente única para el colorismo.

"Siempre he tenido once años y todavía juego" dijo Madeleine Pyk en Skånska Dagbladet el 12 de abril de 2017.

MADELEINE PYK. "Gården". Skägga. Óleo sobre lienzo. Firmado. MADELEINE PYK. "Gården". Skägga. Óleo sobre lienzo. Firmado.

El naivismo como estilo artístico se basa en una visión del mundo a través de los ojos de un niño, sin tener en cuenta la educación y la formación del artista. Y Madeleine Pyk es una artista entrenada que pinta en un estilo que se percibe como infantil e imaginativo, pero Madeleine no quiere llamar ingenuas a sus obras, sino que las describe como historias sobre recuerdos y experiencias que pueden surgir de la infancia. Ella misma ha contado cómo la imaginación, ya en la infancia, son una parte importante del proceso creativo.

MADELEINE PYK. "Carnival". Óleo sobre lienzo. Firmado. MADELEINE PYK. "Carnival". Óleo sobre lienzo. Firmado.

En la obra de Madeleine Pyk hay humor y alegría, pero también seriedad y ternura. Cuando era niña, Madeleine sufría una enfermedad mental y tuvo que ir a un psicólogo en Suiza que la ayudó a olvidarse de todas las preocupaciones y seguir adelante. Con la naturaleza, la música y el arte como herramienta, comenzó a trabajar para sentirse mejor. Dibujar sus experiencias fue parte del proceso. Incluso en los días más oscuros, dice que ha hecho dibujos llenos de humor y que se considera una mujer optimista desde su nacimiento.

MADELEINE PYK. "Vännerna". Firmado. MADELEINE PYK. "Vännerna". Firmado.

No solo el optimismo, el juego y la imaginación han estado presentes en su infancia, sino también el arte. La tía de Madeleine, Margit, la abuela Rosa y su padre Ludvig a su vez, eran artistas y no eran ajenos a la niña creativa que era Madeleine y que pudo entrar en una escuela de arte para continuar desarrollando su vocación.

MADELEINE PYK. "Muserna" (1950/60). MADELEINE PYK. "Muserna" (1950/60).

Entre 1951 y 1955, Madeleine Pyk estudió en Konstfack (Estocolmo) y continuó su educación artística en la Academia de Bellas Artes entre 1963 y 1967. Hizo su debut en 1956 con una exhibición en el Little Pavilion de Estocolmo. Un lugar que fue a la vez una tienda de antigüedades, una galería de arte y un café literario donde varios artistas visuales y poetas hicieron su debut entre 1939 y 1980. En 1972, fue nombrada "la pintora más diligente de Suecia" por el director cultural de SvD, Stig Johansson y hoy Madeleine Pyk es una de las artistas más populares de Suecia.

"En cada hogar sueco hay una cocina, un baño y una pintura de Madeleine Pyk", dijo una vez la poetisa Kristina Lugn.

MADELEINE PYK. "Ventemiglia". Óleo sobre lienzo. Firmado. MADELEINE PYK. "Ventemiglia". Óleo sobre lienzo. Firmado.

Además del estilo naivista, sus imágenes se caracterizan por colores fuertes, escenas idílicas de paisajes, imágenes de diferentes estaciones con colores cálidos en verano y paisajes helados en invierno, a veces poblados por personas altas y gatos. Con los años, el tigre se ha convertido en un signo distintivo del trabajo imaginativo de Pyk y es una figura recurrente, tanto en compañía de otras figuras como en retratos individuales.

MADELEINE PYK. "Sommarstad". Firmado. MADELEINE PYK. "Sommarstad". Firmado.

Otra fuente de inspiración que mencionó la propia Madeleine es su abuelo, que era un hombre aventurero, en constante movimiento. Viajar se ha convertido en una parte importante de la vida de Pyk. De joven, pasó los veranos en Roma y durante 25 años fue Niza (Francia) la que se convirtió en su casa durante los meses de invierno.

MADELEINE PYK. "Loire". Óleo sobre lienzo (1978). Firmado. MADELEINE PYK. "Loire". Óleo sobre lienzo (1978). Firmado.

Francia ha jugado un papel importante en el arte de Pyk y las influencias francesas son claras en su trabajo. Pero los viajes a Brasil y los países de África también han inspirado las imágenes de la artista a lo largo de los años y los ambientes exóticos y orientales no son inusuales. Su arte, a su vez, ha inspirado a personas de todo el mundo y sus exposiciones han estado presentes entre otros, en Hamburgo, Ámsterdam, Roma, París y Botswana.

MADELEINE PYK. "Tråd". Técnica mixta (c. 1960). Firmado. MADELEINE PYK. "Tråd". Técnica mixta (c. 1960). Firmado.

En la década de 1960, Pyk viajó por todo el mundo con dos pinceles y una cámara en su equipaje y pintó al óleo y se fotografió entre ellas. En 2016, sus fotografías se exhibieron junto con sus pinturas en una retrospectiva celebrada en la galería de arte de Krapperup (Suecia). La exposición contenía pinturas y fotografías desde 1959 hasta 2016.

ANJA NOTINI. "I Play at Being Alive". ANJA NOTINI. "I Play at Being Alive".

Con el humor y la alegría como característica, Madeline Pyk continúa pintando sus fantasías coloridas. Hoy vive y trabaja en Skillinge en Österlen junto con Kri Bohms. Jacques Werup y Barbro Lindgren han encargado la ilustración de sus libros a Madeleine Pyk y ella misma ha escrito libros desde 1978 como “Marmorbadaren”. Anja Notini publicó el libro "I Play at Being Alive" en 1990 y en 1987 llegó la película “Boxing with the clouds” de Kerstin Odhenkrans también basada en Madeleine Pyk.

MADELEINE PYK. "Ateljén Qui Lunel". Óleo sobre lienzo. Firmado. MADELEINE PYK. "Ateljén Qui Lunel". Óleo sobre lienzo. Firmado.

Hoy, Madeleine Pyk está representada en las colecciones más importantes de Estocolmo como: en el Moderna Museet, en el Museo Norrköping, el Museo de Västerås, el Museo de Umeå y el Museo de Östersund, entre otros. En 2008, recibió el Illis Quorum, una medalla real que el gobierno sueco otorga para recompensar los esfuerzos con fines culturales, científicos y otros de interés público.

La obra más cara de Madeleine Pyk vendida en una subasta hasta la fecha es “Krocket” que alcanzó los 40.200 € en octubre del 2013 en Bukowskis.

Encuentra todas las obras de arte de Madeleine Pyk en el buscador de Barnebys.