La exposición “Un Thyssen nunca visto” presentada en Barcelona, ha reunido hasta un total de 63 obras de la colección del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid de una forma poco habitual. Se ha querido romper con las directrices que marcan la cronología de las obras y se ha intentado dar una visión nueva mezclando artistas de diferentes épocas y de procedencias distintas.

La muestra “Un Thyssen nunca visto” se ha dividido en 5 grandes géneros: una parte que muestra la “Pintura religiosa” con obras que abarcan desde el siglo XIV al XVI, otra de “Retratos y personajes” que hace hincapié en el origen moderno del retrato, destacando la teatralidad y la ficción de los modelos representados.

El otro gran género representado es “La destrucción del objeto” donde se estudia las obras de Naturaleza muerta desde la perspectiva de la vanidad, para acabar con un género que triunfaría en el siglo XIX: los “Paisajes”. Para finalizar con un paseo por la clásica veduta urbana, con obras de paisaje urbano y metrópolis modernas que acaban transformándose en un laberinto.

Es así como Fra Angelico, convive a la perfección con El Greco y Marc Chagall. Encontramos la obra del pintor flamenco Hans Memling, con la del pintor italiano Tiziano y la del británico Lucian Freud.

La paleta de colores de Jan Brueghel desde Bruselas nos muestra las diferencias con la paleta de colores de Gustave Courbet desde Fontainebleau y la de Emil Nolde desde Alemania.

Para acabar ensimismados con la luz y paisajes de Canaletto, la cotidianidad y la vida rural de Camille Pissarro y la abstracción y color de Wassily Kandinsky.

La exposición “Un Thyssen nunca visto” de CaixaForum Barcelona, podrá visitarse hasta el 5 de febrero del 2017 en Avenida de Francesc Ferrer i Guàrdia 6-8, 08038 Barcelona.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.