Alfred Van Cleef fundó Van Cleef & Arpels con su tío Salomon Arpels en 1896. Cuando Salomón murió, Alfred unió fuerzas con Jules Arpels, el hijo de su antiguo socio.

Muy rápidamente, las creaciones de Van Cleef & Arpels se distinguieron por su innovación, especialmente en el engaste. De hecho, su técnica permite que las piedras se monten sin que se aprecien las garras de metal.

El motivo Alhambra es la firma por excelencia de la joyería de Van Cleef & Arpels. Jacques Arpels decía que "para tener suerte, hay que creer en la suerte". El primer collar largo Alhambra fue creado en 1968. Está salpicado de polilóbulos en oro amarillo perlado que evoca de manera estilizada una flor o un trébol con cuatro hojas.

 

Según Catherine Cariou, Directora de Patrimonio de Van Cleef & Arpels, "es imposible decir cuál es el origen exacto del patrón de cuatro lóbulos, ni abstracto ni figurativo, obviamente se refiere al motivo presente en los jardines de la Alhambra en Granada, pero también evoca un trébol con cuatro hojas que podrían haber propuesto Jacques Arpels, hombre muy supersticioso".

El motivo es, desde su creación, un gran éxito, y muchas celebridades lo han llevado como: la princesa Grace de Mónaco, la actriz Romy Schneider, la cantante Françoise Hardy o la actriz Elizabeth Taylor, cuyo collar vendido en Christie's en diciembre de 2012 alcanzó los 47.500 euros.

El motivo Alhambra tiene varias variantes, está disponible en gargantilla, collar largo, cadena larga, brazalete, pendientes o reloj, puede realzarse con diamantes, nácar, coral o incluso con un delicado festón de cuentas. Las tonalidades verdes se hacen con malaquita, las negras con ónix y los azules con lapislázuli.

Para el centenario de Van Cleef & Arpels en 2006, se lanzaron tres nuevas colecciones: Magic Alhambra, Lucky Alhambra y Byzantine Alhambra.

La línea Magic Alhambra combina sutilmente polilóbulos de varios tamaños, nácar, dorado o brillante para crear joyas decididamente modernas con curvas dinámicas. El collar de Magic Alhambra de Van Cleef & Arpels se caracteriza por la presencia de uno o más tréboles de cuatro hojas, la versión para el collar se compone de 16 tréboles de diferentes tamaños.

Además de ser un collar elegante y atemporal, la presencia simbólica del trébol de cuatro hojas hace de esta joya un verdadero amuleto de la suerte.

Encuentra en Barnebys todas las joyas Van Cleef & Arpels.