El período georgiano abarca el reinado de cinco reyes ingleses, cuatro llamados George (Jorge) y uno llamado William (Guillermo). Los reinados de Jorge I, II, III, IV y Guillermo IV duraron desde el año 1714 hasta 1837. La cultura, arquitectura y arte Georgiano inglés hace referencia a los objetos construidos y elaborados desde aproximadamente el año 1720 hasta 1840.

En el diseño de joyas, aunque el nombre del período artístico obviamente hace referencia al Reino Unido, no fue la única nación que disfrutó de este estilo. Se pueden encontrar joyas en Francia, Alemania e Italia con motivos y diseños georgianos.

El colgante de la imagen está realizado en oro con granates ovalados, en forma de pera y una guirnalda de granates en forma de cuatro flores que envuelven el conjunto. El colgante también puede ser usado como un broche.

Destacan también a la izquierda de la imagen un par de pendientes en plata y oro colombiano diseñados con una esmeralda en forma de pera y un borde de diamantes de corte antiguo. A la derecha se muestra un broche realizado en plata y oro con esmaltes y diamantes. El broche de diseño calado, muestra un racimo floral de diamantes antiguos talla rosa. Una línea de esmalte verde entrelazado y borde de diamantes talla rosa, con bordes de diamantes antiguos y rosados completa el diseño. Ambas piezas están fechadas a finales del período georgiano.

Las seductoras joyas conmemorativas incluyen varios broches de época, como los de la imagen superior. El broche de forma rectangular luce una imagen que asemeja a una ola con un cinturón de perlas de vidrio esmaltado y el monograma 'A.B' en la parte interior.

Los joyeros de aquella época elaboraban a mano todas las joyas con procesos increíblemente delicados y muchas horas de trabajo. Los artesanos debían martillear lingotes de oro y otros metales hasta conseguir las hojas delgadas de material que servirían para comenzar a fabricar las joyas.

Encontrar joyas del período georgiano suele ser muy difícil, ya que los joyeros de aquella época acostumbraban a fundir las joyas que no vendían y quedaban obsoletas para hacer nuevas joyas con las últimas tendencias.

Los joyeros de época georgiana solían utilizar piedras preciosas con soportes de papel de aluminio debajo de las gemas para mejorar su centelleo bajo la luz de las velas. Si adquieres una joya de época georgiana, hay que tener en cuenta que el contacto con el agua arruinará la delicadeza de la lámina de aluminio, así que es mejor no mojar la pieza.

Los metales más utilizados en joyas de este período eran: la plata (utilizada para ajustar las piedras preciosas), el oro amarillo, el acero, el hierro y una mezcla de 83% de cobre y 17% de zinc conocido con el nombre de su inventor: Pinchbeck y que en España comúnmente llamamos latón.

Una de las técnicas para trabajar el metal en este período, consistía en el repujado. Ésto implicaba martillar los metales hasta hacerlos maleables y así poderles practicar intrincados diseños y patrones. En el año 1783, la invención del británico Henry Cort del proceso industrial del rolado, eliminó la necesidad de martillear el metal en láminas finas y uniformes.

Los motivos más comunes utilizados en la joyería del período georgiano incluían flores, medias lunas, cintas, hojas o plumas. Hasta el año 1750, el diseño imperante era el de estilo barroco; donde destacaba el gran uso de ornamentación. Después de 1750, apareció el estilo rococó y con él llegaron las líneas más ligeras y también la asimetría aplicada en joyería.

 

La técnica de trabajo de metal Cannetille (filigrana) fue muy popular en la década de 1820 y 1830. Permitía elaborar diseños de trabajo intrincados como si fuera una filigrana inspirada en un bordado.

Puedes consultar todo el catálogo de la subasta de joyas de Fellows que tendrá lugar el próximo 14 de junio a las 11 de la mañana en este enlace.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario