Tal vez Ilias Lalaounis estaba destinado a una carrera en el mundo de la joyería, siendo descendiente de los orfebres y relojeros de Delphi, sin embargo, fue su talento para el diseño lo que le hizo irrumpir en la escena internacional, ganando una lista de fans incluyendo estrellas como Jackie Kennedy Onassis, Elizabeth Taylor, Barbra Streisand o Charlize Theron.

Inspirado en el arte de la antigüedad, los diseños de Lalaounis cobraron vida usando oro amarillo de 22kt, mientras sus contemporáneos se preocupaban por utilizar piedras únicas. Lalaounis también incorporó viejas técnicas a los nuevos diseños como la granulación y la filigrana para crear piezas contemporáneas que tienen un lazo con el pasado antiguo.

Lalaounis comenzó su carrera trabajando para su tío, para finalmente asumir la dirección de la compañía en 1940 y diseñando toda su colección de joyería.

En 1968, Lalaounis se separó para formar su propia empresa, entre 1957 y 2001, se crearían más de 18.000 joyas en 50 colecciones distintas. Lalaounis lanzaría su marca en Atenas, París, Ginebra, Nueva York, Hong Kong y Londres. Hoy, tras su fallecimiento en 2013, las hijas de Lalaounis llevan la administración de la empresa.

El impacto que Lalaounis hizo en el diseño de joyas durante los años sesenta y setenta fue increíble. En 1970, su colección Blow Up causó sensación. En cuanto a la colección, cubrió sus modelos de joyas de oro de la cabeza a los pies, una visión que el mercado de joyería conservador y "obsesionado con los diamantes" no había visto antes.

Lalaounis organizaría una exposición internacional de joyas en Atenas junto a Van Cleef and Arpels, Bulgari y Harry Winston, sin duda ansiosos por ver lo que el diseñador iba a hacer a continuación y ser parte de la revolución de la joyería.

En 1976, Lalaounis tuvo uno de los encargos más importantes de su vida y que resultaría ser de los más inspiradores de su carrera. La Emperatriz y Reina del Irán, Farah Diba, encargó crear a Lalaounis, una colección de joyas y objetos inspirados en el arte persa, que fue expuesto en el Palacio Imperial de Teherán.

Las contribuciones de Lalaounis a la joyería no han pasado desapercibidas, en 1986 se convirtió en el único joyero que se incorporó a la Académie des Beaux-Arts.

Todas las piezas aquí presentadas son parte de la venta de hoy de Fellows Antique & Modern Jewellery. Echa un vistazo al catálogo completo aquí.

Comentario