La creencia de que el jade posee poderes mágicos ha hecho que a menudo se utilice el jade para tallar amuletos. Esta creencia del poder de atraer la buena suerte y el amor, persiste hoy en día y existe un culto vinculado al jade.

Colgante en oro blanco con una pieza de jade negro tallado con la figura de Ganesha

Colgante en oro blanco con una pieza de jade negro tallado con la figura de Ganesha

Esenciero tallado en jade con decoraciones de cabeza de dragón

Esenciero tallado en jade con decoraciones de cabeza de dragón

Para los mayas, olmecas, toltecas y aztecas el jade estaba relacionado con la vida, la inmortalidad y la fertilidad de los campos y era más apreciado que el oro. Gracias a su resistencia se fabricaban máscaras mortuorias, armas, herramientas y objetos ceremoniales.

Figura china tallada en jade. “Geisha con flores y ave”

Figura china tallada en jade. “Geisha con flores y ave”

En China se tiene la creencia que el jade procede del esperma del dragón y que conecta la vida del más allá con lo terrenal. Curiosamente los emperadores chinos, al igual que sucedía con los reyes en Mesoamérica, también eran enterrados con objetos y máscaras mortuorias realizadas en jade. La creencia de que atrae la buena suerte, hace que en las bodas chinas se regalen objetos de jade a los novios.

Instrumento musical en jade. Ruan, escuela China (siglo XIX)

Instrumento musical en jade. Ruan, escuela China (siglo XIX)

Pareja de pagodas en jade verde, una de ellas con pie de tortuga con cabeza de dragón

Pareja de pagodas en jade verde, una de ellas con pie de tortuga con cabeza de dragón
Las mujeres maoríes de Nueva Zelanda utilizan amuletos de jade para protegerse de los malos espíritus. La forma habitual de estos colgantes es la de feto humano o humanoide que representa al mítico hei-tiki, un poderoso talismán mágico de fertilidad. Los hombres maoríes en cambio utilizaban el jade para confeccionar mazas de guerra llamabas meré.

Pendientes de ANTONELLA SICOLI con dos piezas naturales de jade chino antiguo que imitan el ying y el yang

Pendientes de ANTONELLA SICOLI con dos piezas naturales de jade chino antiguo que imitan el ying y el yang

Anillo de oro de ANTONELLA SICOLI. Un granate oscuro junto a un elemento cuadrado antiguo de jade de China

Anillo de oro de ANTONELLA SICOLI. Un granate oscuro junto a un elemento cuadrado antiguo de jade de China
Aunque el jade se le atribuye normalmente el color verde, se puede encontrar en la naturaleza jade naranja, marrón, blanco, negro, rojo, azul o beige.

Sello chino realizado en jade (siglo XIX)

Sello chino realizado en jade (siglo XIX)

Descubre que otras piezas en jade tenemos a la venta clicando en este enlace.

Comentario