Posiblemente, una de las citas más famosas que se repite sin cesar sobre los diamantes, sea aquello de que: "Un diamante es para siempre". La frase fue escrita por la redactora Mary Frances Gerety y se utilizó por primera vez en 1948 en una de las primeras campañas publicitarias para promocionar los diamantes de la compañía internacional De Beers que aún se sigue utilizando.

En el último siglo, ninguna otra piedra preciosa ha desempeñado un papel tan importante en la cultura popular como los diamantes. Desde anillos de compromiso hasta regalos de aniversario, incluso para pedir perdón, las joyas con diamantes son hoy en día, uno de los tipos de joyas preferidas por las mujeres y las más vendidas del mundo.

¿Cómo se hicieron tan populares los diamantes?

La popularidad de las joyas con diamantes llegó con la Gran Depresión norteamericana. Durante siglos, los diamantes se habían usado como un símbolo de riqueza, de poder y de clase social. En el siglo XV los diamantes se utilizaban para hacer intercambios comerciales. No fue hasta mediados de la década de 1930 que el diamante se convierte en sinónimo de amor y de matrimonio. La responsable: una publicista.

Curiosamente, la asociación moderna entre diamantes y amor comenzó justo cuando Estados Unidos comenzaba a recuperarse de la Gran Depresión. Fue gracias al poco reconocido trabajo de promoción de Mary Frances Gerety que hubo un cambio de mentalidad en la sociedad. Por un tiempo, las ventas de diamantes y de joyas con diamantes habían caído en picado, como era de esperar en una crisis financiera.

En la actualidad, el mercado de diamantes asciende a aproximadamente unos 70 mil millones de dólares en todo el mundo, pero en 1939 las ventas mayoristas de diamantes apenas superaban los $ 20 millones. De ahí que en el año 1938 De Beers decidiera que era hora de hacer publicidad para aumentar sus ventas. Su agencia de publicidad descubriría que los diamantes se percibían principalmente como un objeto reservado solo para los más ricos. La agencia de publicidad tuvo mucho trabajo para convencer a los consumidores masivos, pero viendo las cifras de ventas actuales, parece que valió la pena el esfuerzo.

No fue hasta el año 1948 que la empresa de diamantes De Beers, la compañía que tenía el monopolio de la producción y el suministro de diamantes en Estados Unidos, encargó a la agencia de publicidad donde trabajaba Gerety, la tarea de crear un eslogan que reuniera en una sola frase: seguridad y romance eterno. La redactora escribiría a altas horas de la madrugada una frase en una hoja de papel: "A Diamond is Forever" (Un diamante es para siempre), nadie hubiera imaginado el éxito que supuso.

La famosa frase de la campaña publicitaria tendría un impacto tan profundo en la percepción sobre los diamantes de nuestra cultura que la frase se convirtió definitivamente en el lema oficial de De Beers durante más de 50 años. Sin embargo, la famosa línea de Gerety no lograría apenas sorprender a sus jefes cuando la presentó en la reunión de empresa. Finalmente, la frase terminaría encabezando un anuncio donde se veía a una joven pareja en su luna de miel. Después vendrían las campañas de publicidad con las celebridades de Hollywood que siempre usan joyas de diamantes.

El resultado de la frase publicitaria llegó unos pocos años después, las ventas de joyas de diamantes aumentaron en un 55 por ciento. Un informe realizado en 1951 por la agencia de publicidad llegó a demostrar que la tradición del uso del anillo de compromiso de diamantes se fortalece con el paso del tiempo. Quizás por ese motivo en nuestra selección de joyas con diamantes hemos querido reunir estas maravillosas alianzas disponibles en la próxima subasta de Fellows y darles la razón a los joyeros que dicen que: "una chica no está comprometida hasta que tenga un anillo de compromiso de diamantes".

Durante los siguientes 30 años, las ventas de diamantes en Estados Unidos aumentaron en 2,1 mil millones de dólares, lo que demuestra que la campaña publicitaria ideada por Mary Frances Gerety fue una de las más exitosas de la historia de la publicidad moderna. De hecho, el lema ''A diamond is forever'' fue nombrado ''Slogan of the Century'' por Advertising Age, la publicación principal de la industria publicitaria que ofrece información, análisis, noticias y datos sobre marketing y medios de comunicación.

Después de un breve paréntesis de sus anuncios en el año 2008, De Beers reinició el lema en 2015. Una combinación por cuestiones políticas y de derechos humanos relacionadas con la minería y el aumento de las demandas de diamantes ha impulsado en gran medida el uso de diamantes sintéticos. Los diamantes sintetizados se fabrican en un laboratorio utilizando procesos químicos y a menudo están considerados de igual calidad o casi, que los diamantes procedentes de minas. En la actualidad, se extraen cada año cerca de 26,000 kg de diamantes, mientras que aproximadamente 100,000 kg son sintetizados.

En 2016, se anunció que el suministro mundial de diamantes alcanzaría su punto máximo al año siguiente debido a los crecientes costos de extracción. Los diamantes reales, ya sean nuevos o presentes en joyas creadas antes de la invención de los diamantes sintetizados, tienen hoy un valor mayor que nunca.

En resumen, los diamantes siguen teniendo una gran demanda y el anillo de compromiso de diamantes sigue impulsando sus ventas. Las tendencias actuales indican que las mujeres ahora tienen más probabilidades que nunca de comprar sus propias joyas de diamantes, y que las mujeres casadas son más propensas a comprar joyas de diamantes que las mujeres solteras. Tanto coleccionistas como joyeros afirman que estas tendencias sugieren que cualquier joya comprada hoy, ya sea nueva o antigua, solo puede aumentar su valor con el tiempo, lo que la convierte en una excelente inversión para hacer hoy en día.

 

Encuentra tu joya con diamantes en el catálogo de Fellows disponible en Barnebys.

Comentario