La exposición “Renoir. Intimidad” trata de ofrecer al observador una sensación táctil del trabajo del pintor francés. En palabras de su hijo Jean Renoir: “mi padre miraba las flores, las mujeres y las nubes del cielo como otros hombres tocan y acarician”.

Retratos amistosos, desnudos eróticos, naturalezas muertas o paisajes familiares muestran el universo Renoir a través de 75 obras expuestas y que podremos tocar con la mirada. Las obras proceden de varios museos del mundo como son el Musée Marmottan Monet de París, el Art Institute de Chicago, el Museo Pushkin de Moscú, el J. Paul Getty de Los Ángeles, la National Gallery de Londres o el Metropolitan de Nueva York.

Descubrir la obra de Pierre-Auguste Renoir en Barnebys es hacerlo a través de la cercanía de sus retratos, con encuadres ajustados. A finales del siglo XIX, Renoir se convierte en uno de los “retratistas” más solicitados por la sociedad parisina. Algunos ejemplos de esta etapa son “La Srta. Charlotte Berthier” (1883), “Retrato de la poetisa Alice Vallières-Merzbach” (1913), “Paul Durand Ruel” (1910), “Joseph Durand-Ruel” (1882) o “Charles y Georges Durand-Ruel” (1882).

La obra más conocida de Renoir es sin duda la vinculada a su etapa impresionista. Entre 1869 y 1880, el pintor creó su obra más conocida, en la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza se podrá contemplar “Después del almuerzo” (1879), “Le Moulin de la Galette” (1875-1876), “Baños en el Sena” (1869), Retrato de la mujer de Monet (1872-1874), “El paseo” (1870) o “Mujer con sombrilla en un jardín” (1875).

La selección de paisajes en la exposición “Renoir. Intimidad” incluyen vistas de la Costa de Normandía, “Colinas alrededor de la bahía de Moulin Huet” en Guernsey (1883), “La Montaña de Sainte-Victoire” (1888-1889), paisajes de la Provenza, así como paisajes del sur de Italia.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.