Con el nombre de ‘Maestros holandeses del Hermitage. Tesoros de los zares’, se instalarán en Ámsterdam durante medio año, 63 obras de grandes Maestros Holandeses del Siglo de Oro. Nombres tan conocidos como Rembrandt, Frans Hals, Jacob van Ruisdael, Jan Steen o Ferdinand Bol poseen en el Museo Hermitage de San Petersburgo, su digamos que segunda casa, ya que el museo ruso posee la segunda colección más importante de Maestros Holandeses fuera de Holanda.

También habrá un espacio dedicado a los pintores holandeses menos conocidos como Willem Drost, Jacob Duck o Arent de Gelder. Los zares rusos sentían predilección por la pintura holandesa como lo demuestra el hecho de que Pedro El Grande adquiriera su primer Rembrandt con apenas 25 años de edad.

Catalina La Grande en el siglo XVIII reunió una gran colección que la llevaría a fundar el Museo Hermitage de San Petersburgo. Ahora parte de esa colección se mostrará en Ámsterdam, la exposición reúne una colección de obras de 50 artistas diferentes que plasmaron paisajes, retratos, naturalezas muertas, iglesias o escenas de la vida cotidiana con una imaginación desbordante. El siglo XVII vivido en los Países Bajos ocupa un lugar preeminente en cualquier museo de arte.

La mayoría de los pintores holandeses del siglo XVII se especializaron en un tipo de pintura. Rembrandt, Frans Hals y Govert Flinck son los maestros del retrato. Ferdinand Bol, Willem Heda y Willem Kalf fueron especialistas en naturalezas muertas y Jacob van Ruisdael y Jean Van Goyen lo serían de los paisajes.

Mientras que Gerard Dou, Jan Steen y Gerard Ter Borch se especializaron en pinturas de género, Gerrit Berckheyde y Jan Van der Heyden se dedicaron a pintar vistas de ciudades. Entretanto, Pieter Lastman y Joachim Wtewael destacarían por sus escenas bíblicas.

Descubre la pintura holandesa de la Edad de Oro también en Barnebys. Puedes obtener más información haciendo clic en las imágenes:

 

 

 

 

 

 

 

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.