Eric Philippe en su galería de París Imagen: Barnebys Eric Philippe en su galería de París
Imagen: Barnebys

Usted abrió su galería en 1979, ¿cuáles fueron sus inicios?

Fui a la escuela de leyes, pero rápidamente me detuve porque ¡no era para mí! Entré en la vida laboral haciendo diversas prácticas en moda, fotografía y decoración. Paralelamente, estaba muy interesado en el diseño, así que iba a los mercados de pulgas y rastros, trabajé en una biblioteca y compraba documentos para estar informado. Entonces me instalé en un gran loft de Buttes-Chaumont, y así fue como empezó todo.

Diseñé esta galería de diseño de una manera moderna, como una galería de arte moderno o arte contemporáneo. En el momento en que había muchas tiendas de antigüedades con las cosas en todas partes, de manera desordenada y ambiente cargado de objetos. Mi idea fue hacer lo contrario, presentar una o dos cosas en una habitación y vino inmediatamente mucha gente. Al revés que en los anticuarios, nosotros tenemos un programa de exposiciones desde que abrimos nuestra galería en 1979 en el distrito Palais-Royal. En 1980 llevamos a cabo nuestra primera exposición dedicada a Jean-Michel Frank. Desde su muerte en 1941 no se había expuesto su obra; presentamos en esa ocasión la primera versión del libro "Jean-Michel Frank" de Editions du Regard y organizamos una velada en el palacio.

Siempre hemos trabajado en esta dirección con dos tipos de exposición, ya sea un movimiento artístico o un arquitecto o diseñador, o una colección en la que tenemos una mezcla de objetos acompañados de un pequeño catálogo editado. No seguimos ningún ritmo en particular para las exposiciones, lo hacemos si hay una buena historia y si el trabajo desarrollado elaborado es importante. Todavía es la columna vertebral de la galería.

Imagen: cortesía de Eric Philippe Imagen: cortesía de Eric Philippe

¿Cuál ha sido la línea artística y cómo ha evolucionado hace en cuatro décadas?

Desde el año 1980, lo que mostramos ha evolucionado mucho. Al principio nos ofrecían un montón de objetos Art Déco francés, pero siempre seleccionando piezas que no presentaran en otras galerías. Pero a partir de mediados de la década de 1980, empezamos a buscar piezas extranjeras, lo que dio un aspecto interesante a la galería. Los clientes vienen aquí para ver objetos que no conocen.

Hoy en día, gracias a Internet, debemos ganar velocidad en el modo de trabajar. El ritmo ha cambiado y esto también ha guiado nuestro trabajo, pero siempre me han favorecido el conocimiento y el estudio de lo que quiero mostrar.

Imagen: Barnebys Imagen: Barnebys

¿Es usted un coleccionista también y sus gustos influyen en la elección de las obras que presenta en la galería?

Mi hilo conductor son las piezas que me atraen, me intrigan y no he visto en otros lugares. Por supuesto, ésto va ligado a una sensación personal.

Algunas galerías dicen que el diseño escandinavo funciona muy bien y eso es lo que muestran. Aquí tenemos diseño escandinavo porque amamos ciertas piezas, de lo contrario no lo tendría.

Hans Wegner, por ejemplo, nos encanta, pero no hacemos negocios con su trabajo. Cuando se vuelve demasiado comercial, ya no me interesa y lo olvido. Esto es algo natural y automático en mi casa.

Imagen: cortesía de Eric Philippe Imagen: cortesía de Eric Philippe

¿Nos puede contar más sobre sus "colecciones", presentadas en la galería y los catálogos publicados?

Hace mucho tiempo que existimos y la publicación de estos catálogos permiten recordar todas las colecciones que hemos expuesto.

Es un placer para nosotros trabajar en estos catálogos, siempre he estado cerca de los libros y muy interesado en las bellas publicaciones.

¿Quiénes son sus clientes? ¿Cuál es su relación con ellos?

Nosotros realmente no tenemos coleccionistas que vengan a vernos, pero los diseñadores de interiores o particulares que se enamoran de una pieza, y que les interesa son los que nos compran. Eso es debido a que nuestra clientela es muy extensa.

En lo que respecta a la nacionalidad es muy variada. Vendemos mucho al cliente europeo (ingleses, franceses, belgas, irlandeses, suizos, algunos escandinavos y un poco de italianos...). Es muy variado también en edades. Observamos que en la actualidad tenemos un gran número de nuevos clientes muy jóvenes.

Imagen: cortesía de Eric Philippe Imagen: cortesía de Eric Philippe

¿Qué opinan los coleccionistas franceses del mobiliario escandinavo?

El diseño escandinavo se puede contemplar en todas las subastas, los franceses lo ven por todas partes. Esto me preocupa un poco para el público que ve las piezas sin ningún tipo de selección.

Con la galería siempre hemos sido muy activos en la demostración de muebles escandinavos, hace tiempo que lo hacemos y esto ha generado mucho interés entre nuestros clientes, entre ellos el francés.

¿El diseño es una especialidad adecuada para las nuevas generaciones? Si es así, ¿qué consejo le daría a los jóvenes coleccionistas que deseen adquirir sus primeros trabajos?

El consejo que yo daría es leer, estudiar, aprender y tener una idea clara de lo que te gusta. También se deben visitar exposiciones, descubrir galerías y moverse en ferias ... Entonces, es cierto que el presupuesto interviene rápidamente y es el que orientará nuestras posibilidades.

Hay dos comportamientos, existen los que quieren coleccionar muebles y los que quieren amueblar su apartamento. Sobre todo son clientes que tienen varias casas y que se imaginan tal o cual elemento en su hogar. En este caso, les guío y aconsejo.

Imagen: cortesía de Eric Philippe Imagen: cortesía de Eric Philippe

¿Expondría en FIAC el próximo año si es que todavía ofrece una sección de diseño?

FIAC ha estado muy solicitado por las galerías de arte moderno y arte contemporáneo y decidieron dejar la sección de diseño en 2010. Pero si volviera a reintroducirse, nosotros participaríamos ya que nos gusta esta feria francesa y es un éxito.

Imagen: Barnebys Imagen: Barnebys

La democratización del diseño (Made.com, Ikea, etc.) le ha traído un nuevo tipo de cliente o por el contrario le ha hecho daño?

Así es la vida, la industria hace dinero con lo que funciona, y no podemos hacer nada en contra. Es lo mismo con lo que sucede en la industria de la moda. Es evidente que la pieza original es siempre más interesante.

Todavía estoy feliz de ver que las personas con recursos limitados pueden permitirse cosas agradables a precios razonables.

¿Cuál es su uso de Internet?

Yo uso Internet todos los días. Especialmente para buscar piezas en todo el mundo, investigar y comunicarme con mis clientes.

Internet es el nuevo rastro. Desde hace veinte años no he puesto un pie en un mercado en busca de monedas.

Aunque admito que ver las piezas al natural siempre es mejor, también decidí hace algún tiempo, viajar un poco más, Internet no lo es todo.

¿Qué opina de Barnebys?

Barnebys es un sitio elegante, claro y fácil de ver, lo que es muy importante desde el punto de vista del usuario. A medida que más y más sitios web están apareciendo todos los días, todo el mundo debe ser capaz de encontrar la información que desea rápidamente.

¿Tiene otra pasión que no sea el diseño?

Tengo un jardín secreto, practico desde hace veinte años un deporte japonés que se llama Shintaido. Lo practico y lo enseño todas las semanas, así me evado del todo a un mundo completamente diferente de éste. Esta práctica es muy beneficiosa y me ayuda a enfrentar los desafíos.

Eric Philippe, 25 galerie Véro-Dodat, Paris 1er.
Más información en www.ericphilippe.com.

Comentario