Aguttes es la cuarta casa de subastas de Francia y la primera casa de venta francesa independiente sin participación externa. Fue fundada por Claude Aguttes en el año 1974 y hoy en día sigue al frente junto a dos de sus hijas y cuatro socios más. Para comenzar el año 2018, la casa de subastas Aguttes nos propone una venta excepcional de diseño del siglo XX el miércoles 9 de mayo.CHARLOTTE PERRIAND

CHARLOTTE PERRIAND. Banco de pino (1959)

Diseñadores como Le Corbusier, Josef Hoffmann, Pierre Jeanneret, Charlotte Perriand, Gio Ponti, Piero Fornasetti o Ettore Sottsass estarán presentes con una gran variedad de lotes emblemáticos que abarcan el período desde la década de 1950 hasta la década de 2000.

Ante tanta variedad de creaciones ya sea en madera curvada, sillas de paja y bambú o esculturas de cerámica, en Barnebys hemos querido hacer esta selección para ir abriendo boca de piezas diseñadas por la reconocida arquitecta y diseñadora francesa Charlotte Perriand (París,1903-1999). La selección incluye muebles recuperados de la ciudad petrolera de Cansado en Mauritania, una mesa de café procedente del Hotel Grand Coeur de Méribel (Francia) o un banco de pino de la Estación de Esquí francesa Les Arcs 1800.

En un momento en que el hormigón era el rey en la arquitectura, Charlotte Perriand consiguió destacar creando diseños en madera que otorgaban el calor necesario en los espacios. Charlotte Perriand se convirtió en una de las figuras más influyentes del siglo XX, en 1927, con tan sólo 24 años ya era asistente del arquitecto suizo Le Corbusier (1887-1965). La mayoría de las patentes más importantes de la compañía llevan su firma.

Según palabras de la propia Charlotte Perriand, la artista declararía que: “Ella, Le Corbusier y Pierre Jeanneret eran como tres dedos de la misma mano”. Con una mente extremadamente avanzada a su tiempo, Charlotte Perriand estaba convencida de que el diseño podía jugar un papel importante y decisivo para buscar soluciones que ayudaran a la vida diaria de los ciudadanos. Fue una de las artistas que impulsaría la arquitectura y el diseño de interiores de la modernidad. Usaría nuevos materiales, técnicas artesanales sin olvidarse de la estética.

Charlotte Perriand, al igual que Le Corbusier, creía que los objetos que nos rodean y los espacios que habitamos influyen en nuestro estado de ánimo. De ahí que quisiera que todas sus creaciones fueran funcionales, ergonómicas y sirvieran adecuadamente a hacer un mundo mejor, al menos el “habitable”. El almacenamiento estaba en un lugar destacado en la mente creativa de Charlotte Perriand y le dedicó cientos de trabajos.

Charlotte Perriand declararía en una entrevista que el elemento crucial de la vida doméstica es el almacenamiento. Sin un espacio de almacenamiento bien planificado es imposible tener espacio libre en el hogar. Los espacios ordenados son un elemento esencial para algunas culturas asiáticas que han desarrollado técnicas para disminuir la ansiedad y mejorar la calidad de vida. Sólo falta fijarse en el Feng shui para saber la importancia que tiene el orden, tanto en el ámbito privado como en el ámbito profesional.

Charlotte Perriand descubriría, después de un largo viaje por Japón en los años 40 del siglo XX, que los conceptos básicos de la filosofía Zen y la cultura japonesa estaban en consonancia con su propia visión del mundo. La artista sin embargo tuvo que vivir a la sombra de tres monstruos del diseño como: Le Corbusier, Fernand Léger o Jean Jeanneret. En una época donde el machismo era imperante -y en palabras de Charlotte Perriand, lucharía contra él durante toda su carrera- las condiciones sociales no la relegaron al anonimato ni al olvido. Aunque la primera frase que escucharía de Le Corbusier cuando fue a pedirle trabajo en Rue de Sèvres fuera: “Desgraciadamente, en este taller no bordamos cojines”. Algunos de los artistas y pensadores más famosos del siglo XX reconocerían su genio creativo

Los muebles de Charlotte Perriand son útiles, estéticos, naturales. Contienen poco más de lo necesario para cumplir su función, pero han logrado cautivar a miles de coleccionistas gracias a la magia e ingenio con los que fueron creados. Invertir en los diseños de Charlotte Perriand significa que has comprendido el aspecto esencial de su trabajo, la creencia de que el diseño está al servicio de un bien mucho más amplio.

La idea de que el mundo es bello y estético pasa por una sencilla reflexión de la artista que diría: "En cada decisión importante hay una opción que representa la vida y es allí donde debe recaer nuestra elección".

Puedes consultar el resto del catálogo de la subasta de Aguttes, aquí en Barnebys.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario