El descubrimiento del vidrio se remonta al Antiguo Egipto, unos mercaderes que se encontraban en Fenicia a orillas del río, necesitaban calentar la comida y pusieron unas piezas de natrón para colocar su olla al fuego. A la mañana siguiente, el natrón (este tipo de sal se empleaba para el proceso de momificación) con el efecto del calor y del enfriamiento posterior, se había convertido en vidrio.

JOLANDA PRINSEN. Gran plato de vidrio decorado con conchas JOLANDA PRINSEN. Gran plato de vidrio decorado con conchas

Los primeros objetos de vidrio que se han conservado también provienen de Egipto. Se tratan de pequeños objetos y figurillas realizadas en un material cerámico con acabado vítreo que en arqueología se conoce como fayenza. Estos primeros esmaltes vitrificados se remontan al 3500-3200 a.C.

DOMINIQUE MARCADE. Botella color azul. Pieza única. Firmada (2007) DOMINIQUE MARCADE. Botella color azul. Pieza única. Firmada (2007)

Entre los siglos VIII y XIV, el vidrio fue bellamente trabajado en Oriente Próximo, especialmente por la cultura Sasánida y los artesanos vidrieros musulmanes. Desde Alepo y Damasco llegarían las técnicas y los diseños hasta España y Venecia y desde aquí al resto de Europa que transformarían lo aprendido en mosaicos de vidrio y vidrieras para engalanar todos los templos de la cristiandad.

Florero de vidrio de diseño. Firmado "Gilbert" (2000) Florero de vidrio de diseño. Firmado "Gilbert" (2000)

Desde el siglo XV hasta el año 1700, Venecia y más concretamente la Isla de Murano mejorarían el vidrio hasta convertirlo en un material duro, a la vez que refinado. Aunque los artesanos vidrieros venecianos tenían prohibido salir de la isla por miedo a que difundieran sus secretos, Europa se llenó de imitadores y técnicas nuevas. El grabado al diamante de los artesanos holandeses o el vidrio producido en la factoría francesa de Nevers, empezaron a hacer sombra a los maestros italianos que vieron como en el siglo XVII, Alemania e Inglaterra ideaban nuevos métodos para la fabricación de vidrio.

 JEAN-PAUL RAYMOND. Plato de cristal grabado con decoración. Firmado (1987)
JEAN-PAUL RAYMOND. Plato de cristal grabado con decoración. Firmado (1987)

La subasta de esta semana de Catawiki nos trae algunas piezas de diseño dignas de seguir con la historia de éxito de este material único.

JELLE LEEK. Fuente de vidrio. Países Bajos (2016) JELLE LEEK. Fuente de vidrio. Países Bajos (2016)

Jelle Leek nació en Bussum en 1947 y comenzó su carrera artística como ceramista en el año 1975. Durante este “período cerámico” Leek desarrollaría su fascinación por el vidrio. Tras 8 años de experimentación, en el año 2000 comienzan a aparecer sus primeras creaciones vítreas. Sus piezas, a menudo monumentales, irradian paz y simplicidad, gracias a su apariencia tenue y serena. Según sus palabras “el vidrio, no su brillo o claridad, sino más bien las capacidades particulares de desvitrificación, son la principal fuente de inspiración para mi trabajo”.

 PAUL SPANNENBERG. Florero de vidrio soplado. Leerdam (2016)
PAUL SPANNENBERG. Florero de vidrio soplado. Leerdam (2016)

Este jarrón es una obra de arte especial fabricada en vidrio de la mano del creador holandés Paul Spannenberg. Desde la cristalería de Leerdam, Spannenberg crea piezas de cristal únicas como ésta que a pesar de tener una forma bastante tradicional y haber sido realizada con vidrio claro, el artista le ha dado un efecto muy especial introduciendo alambres de hierro en el interior del vidrio. Durante el proceso de soplado de la pieza, las burbujas de aire emergieron alrededor de los alambres de hierro consiguiendo este efecto de luz y graduación de color, del rosa al rosa oscuro.

IRENEUSZ KIZINSKI. Escultura de vidrio "Ohne Titel" (1989) IRENEUSZ KIZINSKI. Escultura de vidrio "Ohne Titel" (1989)

Ireneusz Kizinski nació en Polonia en 1937, realizó su primera exposición en 1977 en Breslavia y en 1980 ya estaba exponiendo en Dusseldorf (Alemania) y en 1994 en una exposición colectiva de artistas europeos en Bangkok. Tras conseguir varios premios y distinciones y convertirse en un artista de fama reconocida, Kizinski decidió en 2004 dejar de mostrar su trabajo en exposiciones. Atrás quedaban 49 exposiciones individuales y 24 exposiciones colectivas y varios museos que muestran su obra después de haber muerto en 2008.

 PIET VAN KLEI. Vaso con polvos de vidrio para Leerdam Glassworks. Firmado
PIET VAN KLEI. Vaso con polvos de vidrio para Leerdam Glassworks. Firmado

La forma de esta pieza nos recuerda a la de una pera. Piet van Klei alterna en su obra el color rojo con polvos de vidrio negro, para dar un efecto juguetón.

 MAXENCE PAROT. Escultura "Suspension". Firmada y fechada
MAXENCE PAROT. Escultura "Suspension". Firmada y fechada

Maxence Parot creció en contacto con el vidrio y el mundo del arte, su abuelo Marcel Parot trabajaría como Maestro Vidriero en el taller Gaudin de París desde 1927 hasta 1946, momento en el que fundaría su propio taller creativo en Dijon. En 1972 se haría cargo del taller, su hijo Pierre-Alain Parot, que se haría cargo de la restauración de vidrieras en grandes edificios y monumentos históricos, así como crearía su propio mundo de esculturas en vidrio.

MAXENCE PAROT. Creación única de vidrio soplado. Firmada (2015) MAXENCE PAROT. Creación única de vidrio soplado. Firmada (2015)

Maxence Parot a la edad de 8 años ya ayudaba a su padre en la confección de vidrieras, al que entraría a trabajar “oficialmente” en 1995. Su primera exposición en 1998 y la que ofrecería en 2006 en la Galerie Artisti de Suiza junto a una exposición permanente en el Musée des Arts Décoratifs du Louvre de París, fueron el detonante de que sus piezas viajaran hasta Nueva York, Hong Kong, Tokio, Taipei, Kuwait y Alemania.

MAXENCE PAROT. Frasco grande. Firmado (2015) MAXENCE PAROT. Frasco grande. Firmado (2015)

Puedes ver todos los objetos a subasta de Catawiki en Barnebys en este enlace.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario