La campaña de recaudación de fondos Black 3.0 de la plataforma Kickstarter se fijó en 28.500 euros y se recaudó todo el dinero después de que transcurrieran 38 horas, lo que ha permitido la futura comercialización de la pintura acrílica más oscura del mundo. La operación tiene como objetivo compartir el negro Black 3.0 con la comunidad de artistas y el público en general, excepto, por supuesto, Anish Kapoor, que adquirió los derechos del precioso Vantablack en 2014, lo que provocó una ola de revueltas en el mundo del arte.

Black 3.0 es una pintura acrílica única que Stuart Semple (y su equipo) han pasado dos años desarrollando. Después de haber probado muestras con más de 1.000 artistas en noviembre pasado, el equipo rediseñó la fórmula del producto para mejorar sus propiedades y ahora ofrece un negro que absorbe entre el 98 y 99% de la luz.

Por lo tanto, Semple apeló al público en general y a la industria creativa para ayudar a financiar la cantidad mínima de productos requeridos por la fábrica que eligió para la fabricación. La campaña ahora cuenta con casi 165.000 euros, más de cinco veces la cantidad esperada.

La ciencia del Black 3.0 se basa en el hallazgo de que los pigmentos negros disponibles en el mercado tienen el defecto de reflejar la luz ligeramente (el carbón o kohl son los ejemplos más convincentes). Stuart Semple se centró en crear un pigmento nuevo, llamado Black Magick, que reemplaza a los agentes mate utilizados en Black 2.0 (la versión anterior), lo que hace que la pintura sea aún más oscura. El pigmento es retenido por un polímero acrílico (también creado por el equipo) que tiene más aglutinantes que cualquier otra pintura acrílica disponible en la actualidad. Finalmente, algunos nano-matificadores vienen a completar la fórmula para aplanar los últimos reflejos de la luz, sin comprometer la calidad del color.

El Black 3.0 se ha probado contra otras 45 pinturas negras y obtuvo un 93% de críticas positivas de artistas que tuvieron la oportunidad de obtener una muestra en primer lugar. La peculiaridad del producto es su uso, que Semple describe como "ultra simple". Uno recuerda la complejidad (y el peligro potencial) de usar el Vantablack, que solo puede ser manejado por manos entrenadas y que parecía ser una revolución científica, El Vantablack está compuesto por nanotubos de carbono que miden una millonésima parte de un milímetro de espesor y son capaces de absorber el 99.965 por ciento de la luz que reciben. Pero el Black 3.0 es tan fácil de usar como la pintura ordinaria.

Stuart Semple ha estado creando sus propios colores desde hace más de 20 años, compartiéndolos con otros artistas para ayudar a la creación colectiva, afirmando que "el límite de la creación debe ser la imaginación, no lo rico o poderoso que eres". Semple tiene muchos colores en su haber, como: LIT, Gold, Dazzle, Black 2.0 o PINK; el pigmento rosado más rosa del mundo.

Descubre la obra ya vendida de Stuart Semple y los precios alcanzados en los remates en Barnebys y esperamos que muy pronto podamos ofrecer obras de arte en Black 3.0.

Texto traducido por Ana Isabel Escriche del artículo escrito por Laurianne Simonin del equipo editorial Barnebys Francia.