El arte es un vasto campo de experimentación para los artistas donde las corrientes artísticas chocan, se transforman, crecen y el escándalo artístico, a veces forma parte de ese proceso creativo. Seleccionamos las 10 obras que más conmocionaron a la opinión pública y que con su “escándalo” ayudaron a cambiar la historia del arte.

1. Olympia de Edouard Manet (1863)

EDOUARD MANET. Olympia (1863) EDOUARD MANET. Olympia (1863)

Pintado en 1863 por Edouard Manet, la obra Olympia se exhibió por primera vez en 1865, creando un escándalo rotundo. En la pintura se ha representado a una prostituta que parece salir directamente de un harén oriental, obviamente, se prepara para recibir a un cliente que anuncia su llegada con un ramo de flores. Además de su desnudez, la modelo (Victorine Meurent) muestra una postura de innegable insolencia y provocación.

Ya en 1863 Edouard Manet, había causado controversia con el cuadro Le déjeuner sur l’herbe presentado en el Salon des Refusés. La presencia de una mujer desnuda junto a dos hombres vestidos se consideró vulgar en su época. Ambas obras de Manet se encuentran en el Museo de Orsay de París.

2. L’Origine du monde de Gustave Courbet (1866)

GUSTAVE COURBET. L’Origine du monde (1866) GUSTAVE COURBET. L’Origine du monde (1866)

Realizado por Gustave Courbet en 1866, L'Origine du monde representa el sexo y el torso de una mujer desnuda en una cama, con las piernas separadas. El trabajo está enmarcado para que el sexo femenino esté en el centro de la pintura y el espectador no puede escapar de su visión.

El siglo XIX vio una verdadera revolución pictórica en la representación del desnudo cuyos máximos exponentes fueron Courbet y Manet. Algunos dicen que con L'Origine du monde, Courbet exhibió la parte oculta del cuadro Olympia de Manet.

3. Fontaine de Marcel Duchamp (1917)

MARCEL DUCHAMP. Fontaine (1917) © Marcel Duchamp/ Adagp. París MARCEL DUCHAMP. Fontaine (1917) © Marcel Duchamp/ Adagp. París

Aunque hoy está considerado un ícono del arte contemporáneo, la Fontaine de Marcel Duchamp ha sido una de las obras de arte más controvertidas de la historia. Este urinario simple en porcelana blanca, firmado R.Mutt (seudónimo tomado por el artista para asegurar que la obra fuera juzgada por lo que es) escandalizó a la crítica.

Al coger un objeto cotidiano y exponerlo en otro marco, se cambia el sentido, Marcel Duchamp inventaba el ready-made (arte encontrado) el arte realizado con objetos que no están considerados normalmente como artísticos.

4. Sitzende frau mit violetten strümpfen de Egon Schiele (1917)

EGON SCHIELE. Sitzende frau mit violetten strümpfen (1917) Imagen: cortesía del sitio web egon-schiele.com EGON SCHIELE. Sitzende frau mit violetten strümpfen (1917) Imagen: cortesía del sitio web egon-schiele.com

El trabajo de Egon Schiele ocupa un lugar esencial en las relaciones entre el arte y el erotismo. Algunos de sus desnudos toman poses explícitas, como en Sitzende frau mit violetten strümpfen (Mujer sentada con medias violetas) donde la modelo se masturba frente al espectador.

La profusión de dibujos eróticos de Schiele, junto con las sospechas de que el artista retenía a menores en su contra, le llevaron a un breve arresto en 1912. En 2010, la obra se vendió por cinco millones y medio de euros en Sotheby's.

5. Hon de Niki de Saint Phalle (1966)

NIKI DE SAINT PHALLE. Hon (1966). Moderna Museet (Estocolmo, Suecia) NIKI DE SAINT PHALLE. Hon (1966). Moderna Museet (Estocolmo, Suecia)

Hon (Ella en sueco) es la escultura del cuerpo de una mujer más grande realizado en la historia del arte. Fue realizada en 1966 para una exposición del Moderna Museet de Estocolmo con la ayuda de su compañero Jean Tinguely. Niki de Saint Phalle concibió esa enorme figura de 28 metros de largo, acostada boca arriba y con los muslos abiertos que invitaba al público a ingresar a través de la vagina. Niki hablaría de Hon como la nueva "Catedral de la mujer".

Al principio de su carrera, las obras de Niki de Saint Phalle se encaminaban a reflexionar sobre el papel de la mujer en nuestra sociedad. Su obra es una manifestación de tamaño natural de su universo imaginario.

6. Man in Polyester Suit de Robert Mapplethorpe (1980)

ROBERT MAPPLETHORPE. Man in Polyester Suit (1980). Imagen: cortesía de Sotheby's ROBERT MAPPLETHORPE. Man in Polyester Suit (1980). Imagen: cortesía de Sotheby's

Man in Polyester Suit (1980) es una fotografía de Robert Mapplethorpe de 1980. Es parte de la serie "X Portfolio". La fotografía muestra al amante del artista Milton Moore vistiendo un traje de tres piezas con el pene expuesto. Este trabajo consolidó la reputación del artista. En 2015, la fotografía se vendió por casi medio millón de dólares en Sotheby's en Nueva York.

La naturaleza erótica de las obras, de la mitad de la carrera de Mapplethorpe, provocaron controversias sobre la financiación pública del arte en los Estados Unidos lo que desencadenó un conflicto llamado ("culture war").

7. La Nona Ora de Maurizio Cattelan (1999)

MAURIZIO CATTELAN. La Nona Ora (1999) MAURIZIO CATTELAN. La Nona Ora (1999)

La Nona Ora de Maurizio Cattelan es una representación hiperrealista del Papa Juan Pablo II, sobre el terreno, abrumado por un meteorito. Sus ojos están cerrados en una máscara de sufrimiento y aceptación.

La obra se refiere a la novena hora, un momento preciso según el Evangelio de San Marcos donde Jesús crucificado pronuncia la famosa frase: "Padre, Padre, ¿por qué me has abandonado?". Un momento de profunda duda humana que se refiere al Humanismo de Juan Pablo II que habría soportado el pecado del Mundo.

Maurizio Cattelan crea obras que a menudo son escandalosas y dan lugar a todo tipo de interpretaciones.

8. Tree de Paul McCarthy (2014)

PAUL MCCARTHY. Tree (2014). Place Vendôme, París. Imagen de Bertrand Guay / AFP PAUL MCCARTHY. Tree (2014). Place Vendôme, París. Imagen de Bertrand Guay / AFP

Tree es un árbol inflable de casi 25 metros de altura del artista estadounidense Paul McCarthy. Para muchos, es un trabajo provocativo en forma de juguete sexual gigante (oficialmente fue descrito como un árbol de Navidad). En 2014 se instaló en la Place Vendôme de París con ocasión de la FIAC (Feria Internacional de arte contemporáneo) un vándalo desinfló y desancló la obra. McCarthy, frente a las reacciones negativas, renunció a que fuera reparado.

Paul McCarthy es un habitual protagonista de controversias y provocaciones. Sus estructuras inflables y monumentales suscitan debates no sólo en el espacio público, sino también en el mundo del arte.

9. Dirty Corner de Anish Kapoor (2015)

ANISH KAPOOR. Dirty Corner (2015). Versailles. Imagen: cortesía de Charles Platiau / Reuters ANISH KAPOOR. Dirty Corner (2015). Versailles. Imagen: cortesía de Charles Platiau / Reuters

Dirty Corner es un baúl de acero con obvias connotaciones sexuales. Este es el trabajo más impresionante del artista Anish Kapoor. En 2015, mientras se exhibía en el Château de Versailles, la obra es atacada por vándalos cuatro veces, destacando la oposición a la obra.

Este trabajo a menudo se ha descrito en la prensa como "Vagina de la Reina", una fórmula que Anish Kapoor afirma que nunca ha usado. Sin embargo, el artista describió el trabajo como "muy sexual".

10. Le Domestikator del Atelier van Lieshout (2017)

ATELIER VAN LIESHOUT. Le Domestikator (2017). Centro Pompidou. Imagen cortesía de Jean-Pierre Vaillancourt para Carpenters Workshop Gallery ATELIER VAN LIESHOUT. Le Domestikator (2017). Centro Pompidou. Imagen cortesía de Jean-Pierre Vaillancourt para Carpenters Workshop Gallery

El plan del artista holandés Joep Van Lieshout era exponerla dentro de la programación de "Hors les murs" de FIAC, aunque Le Domestikator fue rechazado por El Louvre antes de ser aceptado por Beaubourg.

Esta gran escultura de 12 metros de alto instalada en la explanada del museo evoca la posición del galgo. Según su creador es "una alegoría de la violación de la naturaleza por el hombre". La SPA (Sociedad para la Protección de los Animales) denunció: "una escultura abyecta que representa un acto zoofílico abiertamente reivindicado por su autor".

Texto traducido por Ana Isabel Escriche del texto escrito por Fleur Giros del equipo editorial Barnebys Francia.

Comentario