Emily Kame Kngwarreye nació en 1910 en Soakage Bore (Alhalkere), pero no fue hasta alcanzar los 78 años de vida que se lanzaría a pintar. Su vertiginosa carrera duraría sólo 8 años, pero durante ese corto periodo de tiempo, se convertiría en la artista aborigen más exitosa de Australia, alcanzado el estado de mítica. El ciclo de vida, las estaciones, las ceremonias femeninas, la llegada de la lluvia o el florecimiento explosivo del desierto son temas recurrentes en la obra de Emily Kame Kngwarreye.

Emily Kame Kngwarreye crearía uno de los legados artísticos más importantes de nuestro tiempo. Sydney Morning Herald escribiría sobre su muerte, el 2 de septiembre de 1996, como “El paso de un Monet de cosecha propia”. La fuerza audaz y desinteresada, de la artista femenina mejor pagada de su país, desencadenaba en sus lienzos explosiones de color y movimiento. Las largas líneas serpenteantes pintadas durante furiosas sesiones, estirada en el suelo, se mezclaban con miles de puntos dibujados, mientras golpeaba rítmicamente con sus manos fuertes, sin apartar la vista del lienzo.

Dicen que pocos artistas han pintado Australia como Emily Kame Kngwarreye, con la capacidad de penetrar en su alma. En 1977 Emily comenzó a hacer batiks, actividad que desarrollaría durante 10 años. En 1987 pintaría su primer lienzo para la Asociación de Medios Aborígenes de Australia Central (CAAMA), a esa primera obra se añadirían a la exposición 80 obras más que fueron exhibidas en la Galería SH Ervin en Sydney. A Sydney, le siguieron Perth, Melbourne, Rusia, Japón, Alemania, Reino Unido y Dinamarca.

Emily Kame Kngwarreye tiene su lugar en el mundo del arte por varios motivos: primero dio lugar a la aparición del arte de las mujeres aborígenes en los desiertos del este y el centro de Australia. El segundo sería la llegada a la industria de las artes aborígenes.

Emily Kame Kngwarreye es una de las 12 artistas australianas que ha recibido el premio Creative Fellowship del Consejo de Australia, con un valor de 55.000 dólares. A pesar de la gran fortuna que ganaba, Emily dormía bajo las estrellas y vivía de la manera más sencilla posible. Ajena a la vinculación con los grandes maestros de la pintura con quienes se la comparaba. Emily creó varias pinturas de colores claros y simples comparados con los últimos trabajos de Henry Matisse.

Earth's Creation 1 se compone de 4 paneles que miden un total de 275 x 632 cm. Emily Kame Kngwarreye creó la pintura mientras estaba sentada sobre el lienzo y muestra la reverencia por lo sagrado de la Tierra y sus antepasados. Una obra llena de misterio con contornos de colores alternativos que delimitan las imágenes florales silvestres que transmiten una energía deslumbrante y una gran dosis de movimiento que fluye por todas partes. En Earth's Creation 1 predominan las tonalidades verdes, azules, amarillas y marrones.

Puedes encontrar el resto del catálogo de Fine Art Bourse en Barnebys en este enlace.

Comentario