La obra maestra de Pablo Picasso: Mousquetaire et nu assis pintada en el año 1967, con un precio estimado entre 14.000.000 y 20.000.000 euros será la obra destacada de la venta que realizará Christie's sobre Impresionismo y Arte Moderno, en Londres el próximo 27 de febrero de 2018. Christie's, la casa de subastas de arte líder en el mundo, vendió este mismo cuadro el 18 de junio del 2007, por poco más de 7 millones de euros.

PABLO PICASSO. Mousquetaire et nu assis PABLO PICASSO. Mousquetaire et nu assis (1967). A la venta en Christie's

Mousquetaire et nu assis fue pintado con gestos y con las pinceladas abundantes y apasionadas de Pablo Picasso. Es uno de los primeros mosqueteros triunfantes que aparecieron en el mundo del arte de Pablo Picasso allá por el año 1967. La figura icónica del mosquetero, se acompaña de un sensual desnudo femenino sentado. Su cabello oscuro, su postura inexpresiva y sus grandes ojos almendrados nos hacen intuir que esta mujer es sin duda, Jacqueline Roque; la última mujer del gran pintor malagueño.

Jacqueline fue el gran amor de Picasso, su musa y su última esposa. La presencia de Jacqueline Roque, impregnó cada figura femenina de las obras de Pablo Picasso en esta última etapa de su vida. La historia de amor entre Picasso y Jacqueline duraría 20 años. El pintor tenía 72 años y Jacqueline 45 años, cuando se casaron en secreto. Sólo les pudo separar la muerte.

Jacqueline Roque y Pablo Picasso Jacqueline Roque y Pablo Picasso. Imagen: The New York Times

Con un pie puesto entre los Grandes Maestros y el otro en el Arte Contemporáneo, Picasso desafió la historia del arte, paulatinamente, en oleadas periódicas extraordinarias de genialidad y talento. Con esa relativa calma, a veces muy relativa, llevó a cabo ataques revolucionarios, zarandeando el pasado y el arte conocido, de una manera sorprendentemente fresca y descriptiva. Impregnando de erotismo, fuerza pictórica y abrumadoras pinceladas de energía vital, cada obra de Pablo Picasso servía para subir un nuevo escalón de su carrera artística.

Mousquetaire et nu assis se exhibirá en Christie's Hong Kong del 5 al 8 de febrero y en Christie's Nueva York del 12 al 14 de febrero para viajar finalmente a Londres donde se presentará del 20 al 27 de febrero del 2018 en Christie's. Keith Gill, Jefe de Ventas de Christie's en Londres, afirma que: "La última etapa de Pablo Picasso fue muy específica en cuanto pinturas sensuales, en las que se proyectó a sí mismo como el hombre viril junto a su amante voluptuosa".

Las figuras alegóricas fueron utilizadas por Pablo Picasso no solo para mostrar personajes ficticios, sino que fueron el medio que lo sitúan dentro del patrón histórico artístico de Rembrandt, El Greco, Diego Velázquez o Francisco de Goya. El hecho de mostrar esa virilidad, esa capacidad varonil, parece mostrar la urgencia de sobrevivir al paso del tiempo. Los gestos audaces y pinceladas densas de Mousquetaire et nu assis parecen evidenciar ese grito desesperado a la supervivencia.

Pablo Picasso y Jacqueline Roque Pablo Picasso y Jacqueline Roque en el taller del artista. Imagen: Pinterest

A lo largo de su vida y también de su obra, Pablo Picasso se había sentido atraído a menudo por los "personajes" históricos, clásicos o mitológicos que utilizaba como una máscara de sí mismo. Picasso fue el Arlequín melancólico, el minotauro monstruoso o el valiente torero. En la última etapa de su vida, Picasso sin saberlo, se transformaba en el mosquetero valeroso, aventurero y viril, vestido con un traje lleno de ornamentos, listo para realizar un escarceo atrevido, una hazaña romántica o una gesta heroica. En este acto final de autorejuvenecimiento y resurgimiento artístico, este personaje se convirtió en la máscara que el artista mostraba al mundo durante los últimos años de su vida.

Para Pablo Picasso, la figura del mosquetero representaba una gran variedad de personajes históricos del mundo del arte: desde el pintor neerlandés Frans Hals o Rembrandt hasta el artista francés Jean-Louis-Ernest Meissonier, El Greco, Diego Velázquez o Francisco de Goya. Este llamativo personaje de rasgos oscuros, mitad español, mitad francés, mitad holandés, con su elegante atuendo del siglo XVII, podría haber salido tan fácilmente de Las Meninas de Velázquez como La ronda de noche de Rembrandt.

Picasso se nutría por el deseo imperioso de vencer el paso inexorable del tiempo, algo que lo llevaría a pintar con una nueva y afamada velocidad. En muchos sentidos, las pinceladas gruesas y viscerales, son gestos definitivos que afirman audazmente, la presencia del propio artista en esta pintura sobre el lienzo.

Christie's vendió en el año 2012 un Mousquetaire et nu assis firmado por Pablo Picasso y fechado el 7 de abril de 1967. El cuadro, realizado en la pequeña población de Mougins, en la Provenza francesa (donde moriría el artista), fue vendido por 4.226.500 $.

Busca la obra de Picasso disponible, aquí en Barnebys.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario