Dicen que 3 de cada 4 millonarios belgas, viven en Amberes. Su pasado histórico como ciudad de comerciantes, no sólo de comercio de diamantes y su empuje industrial y financiero la convirtieron en una ciudad rica, y ya se sabe que en la riqueza florecen los mecenas de las artes.

 

El hijo predilecto de la ciudad de Amberes es Rubens, simboliza al artista, al político y al aristocrático y cada 15 de agosto se celebra el Mercado de Rubens, donde se puede ver gente vestida al estilo de la época del famoso pintor.

 

Fue el Rey Felipe III, Duque de Borgoña, llamado Felipe el Bueno, quien en 1454 fundaría el Gremio de San Lucas de Amberes para contribuir al desarrollo de la escuela de pintura flamenca. Otras ciudades fundarían después su Guilda o Gremio de San Lucas, pero la de Amberes subsistiría hasta el año 1795.

 

Un selecto y abundante grupo de artistas como Abraham van Diepenbeeck, Adam van Noort, Anthony van Dyck, David Teniers el Viejo, David Teniers el Joven, Frans Francken el Joven, Frans Francken el Viejo, Frans Snyders, Jan Brueghel el Joven, Jan Brueghel el Viejo, Jan Mabuse, Jan van Kessel el Viejo, Joos de Momper, Peter Paul Rubens, Pieter Aertsen, Pieter Bruegel el Viejo, Pieter Brueghel el Joven, Pieter Coecke van Aelst, Pieter Snayers o Theodore Rombouts dejaron para la eternidad su impronta amberina.

 

Quentin Matsys está considerado el fundador de la Escuela de Amberes, pero fue Peter Paul Rubens quien la catapultó como estilo artístico del Barroco flamenco. Cuenta una leyenda que Quentin Matsys era un herrero que se enamoró de la hija de un pintor que no quería que su hija se casara con un herrero. El joven quiso demostrar que era un buen partido y pintó una mosca en el cuadro del padre que aún no había terminado. El insecto le pareció tan real al futuro suegro que le concedió la mano de su hija.

 

A finales del siglo XVII Amberes dejó de ser el centro principal del arte europeo, pero el legado artístico es sumamente abundante y está bien representado en la mayoría de los museos del mundo. Las pinturas de la Escuela de Amberes alcanzan buenas cifras en las subastas de arte y tienes todo el catálogo de la próxima subasta de Dorotheum, aquí en Barnebys.

Comentario