Exenta de sus ya típicas polémicas, aunque también de creaciones arriesgadas e innovadoras, Arco se ha vestido de fiesta en su 35 aniversario y ha sacado a relucir sus mejores galas. Y esto es lo que no debiste perderte (y de lo que puedes seguir hablando en el llamado post-ARCO) en cuanto a obras mediáticas se refiere.

Juan Muñoz

Fiel a sus obras de carácter narrativo, Juan Muñoz presento en Arco su "Two figures, one laughing" y acaparó todos los flashes habidos y por haber.

n Juan Muñoz. Two figures, one laughing

No era para menos, pues el artista Juan Muñoz se presenta como uno de los más reconocidos del panorama artístico nacional, que logró causar una autentica sensación en la escena internacional del arte con su presentación en la Tate Modern de Londres de su extraordinaria "Doble blind", unos meses antes de su muerte.

Las dos esculturas que componen el conjunto parecen dialogar en dimensiones diferentes pero paralelas, en una charla irónica sobre la desigualdad humana y la inmunidad ante las desgracias ajenas. En una lectura actual se ha querido ver en la escultura de Muñoz una clase política que ignora las calamidades de la población.

Anish Kapoor

Fotografiada entre otras cosas por alcanzar el millón de euros, el espejo de Anish Kapoor aparece en todos los diarios, amén del nombre de su autor, más que de la obra en sí. Jugando con las luces y la idea de la multiplicación infinita, reflexiona en sus obras sobre los límites del universo, sobre la psiqué humana y sobre la metafísica.

Acostumbrados como nos tiene en los últimos tiempos a sembrar la polémica (como en su ya famosa "Dirty Corner", instalada en el Palacio de Versalles y que el mismo definió como "Vagina de la reina tomando el poder") la obra traída a ARCO nos ha dejado así como fríos y tiritando, pero debido a los ceros que acumula su precio de venta.

Pabellón suspendido III (Los sueños), de Cristina Iglesias

Aunque el uso de celosías y los efectos de luces y sombras que proyectan no son nada novedoso dentro del mundo del arte contemporáneo, la levedad que consigue trasmitir en una estructura de apariencia pesada, quedó maravillosamente solucionada al suspenderla en el aire.

Pabellón suspendido III. Foto de Fernando Alvarado Pabellón suspendido III. Foto de Fernando Alvarado

Las celosías, símbolo de lo secreto y oculto ayudan a crear dentro de la instalación, esa sensación de lo que puede esconderse y lo que en realidad mostramos. Bello ejercicio del uso de la luz y los materiales, aunque la esencia no resulte en la práctica tan atrevida y novedosa.

Muntean y Rosenblum en la galería Horrach Moyá

La crítica a la nueva sociedad de la comunicación no podía faltar entre las paredes de IFEMA. Esta pareja artística que reflexiona en sus obras sobre la juventud actual y la crisis de identidad, introduce en este impresionante lienzo el tema sobre la falta de interacción con el medio y la despersonalización de las relaciones humanas.

mb La obra de Muntean y Rosenblum en ARCO. Foto: El País.

En un estilo cuya técnica hace recordar a las composiciones renacentistas, el realismo de sus pinceles intenta introducir una temática más coetánea, pero que no aporta demasiadas novedades a un estilo donde el máximo exponente en nuestro país estaba unos stands más adelante.

Taravat-Talalepasand. "Dar bast" (Closed door)

Como hablamos de obras mediáticas o posteadas profusamente en RRSS, debemos añadir la pieza a cuatro ruedas de la artista iraní Taravat-Talalepasand.

b Taravat-Talalepasand. Dar bast (Closed door)

Cristales tintados, pinturas poéticas que narran escenas de hombres, aceite, opio y la censura en la mujer. Esta obra que en su forma frivoliza con el mundo del mercado del arte, es un mensaje comprometido por la lucha de los derechos de la mujer en el mundo islámico a través del arte.

Este Mercedes Benz transforma y reinterpreta un servicio de taxis iraní diseñado sólo para mujeres. Un transporte donde la mujer pueda respirar durante su jornada y esconderse de un mundo dominado por los hombres.

Ser mediático, popular o polémico en ARCO no siempre viene de la mano de la calidad de las obras, pero tampoco tiene porque restarles brillo. La obra de Juan Muñoz ha conseguido ser una de las más comentadas de la feria y eso no le quita ni un àpice de su maestría, pero lo que si es cierto es que ARCO es, como bien reza su definición, una feria. Para lo bueno y para lo malo.

 

 

 

Comentario