El artista japonés Tsuguharu Foujita fue bautizado como Léonard Foujita cuando se convirtió al catolicismo en 1959. Foujita desarrolló su carrera artística entre París, Cuba, Japón y Estados Unidos, creando un estilo propio con técnicas de tinta japonesa en pinturas de estilo occidental.

El estilo de Joaquín Agrasot influenciado por su amigo Mariano Fortuny, pasa inevitablemente por el arte costumbrista, retratos, desnudos y temas orientales tan en boga en el siglo XIX.

Dicen que la primera vocación de Rafael Alberti no fue la escritura, si no la pintura. En 1917 entraría por primera vez en el Museo del Prado lo que supondría un hecho inspirador para una de sus grandes obras: A la Pintura dedicado a Pablo Picasso.

Ramón Casas es uno de los artistas catalanes más importantes de la época modernista. En su obra retrata la sociedad catalana, madrileña y parisina del siglo XX con caricaturas o retratos de toda la sociedad desde la clase política, económica hasta la intelectual y la élite social.

Eduardo León Garrido dejó pronto su Madrid natal para instalarse definitivamente en Francia. De su obra de marcado estilo impresionista, donde predominan, bellas damas de la Belle Époque, han llegado a decir que se asemeja a la de Édouard Manet. Algunas de sus pinturas se exponen en el Museo del Prado y el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Francisco Prieto Santos nació en Valladolid, aunque parte de su obra se encuentra expuesta en el Museo Provincial de Cádiz. El hijo del pintor cuenta que su padre “estaba enamorado de todos los pueblos de la Sierra de Cádiz”. El artista se trasladaba a caballo en los años 20 desde Cádiz donde vivía hasta Zahara de los Membrillos (actual Zahara de la Sierra). Sus pinturas muestran el paisaje y las escenas del siglo XX en Ubrique, Ronda, Chiclana, Setenil de las Bodegas, Vejer de la Frontera o Sevilla.

Puedes consultar todo el catálogo de Subastas Galileo haciendo clic en este enlace.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario