DAVID HOCKNEY DAVID HOCKNEY. "Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)", acrílico sobre lienzo (1972). Imagen vía: Christie's © David Hockney

David Hockney, uno de los artistas ingleses más importantes de nuestro siglo, se enamoró de Los Ángeles en 1964, a la edad de 25 años. En ese primer viaje a la ciudad que se convertiría en su hogar, también nació su fascinación por las piscinas. Si bien es todo un lujo en Inglaterra, las piscinas son habituales en los hogares de California.

Las piscinas son un tema que se convertirían en el espacio protegido en el que Hockney podría explorar libremente los temas de la desnudez masculina, la sexualidad y la identidad. "Representar y describir el agua es un problema formal, porque puede ser cualquier cosa", diría Hockney. [Sobre las piscinas en la pintura] "Implica representar la superficie, la capa delgada, la brillante bidimensionalidad del agua".

Portrait of an Artist Foto preparatoria para "Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)". Le Nid-Du-Duc (1972). Imagen vía: © David Hockney

En 1964, David Hockney, en una serie de largos experimentos, comenzó a representar el agua con diferentes técnicas, soportes y colores: una fascinación tan profunda que se convirtió en el tema de la mayoría de sus obras durante más de veinte años, tanto que pintó el fondo de su piscina con las mismas ondas que la habían dado la fama.

En los años 60 y 70, después de mudarse permanentemente a Los Ángeles, Hockney continuó pintando piscinas, combinándolas con la exploración de la homosexualidad. Una investigación artística que fue documentada en el largometraje "A Bigger Splash" de 1974 y que culminó en "Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)", según muchos, el trabajo más representativo de su carrera.

DAVID HOCKNEY Para completar la imagen, Hockney trabajó 18 horas al día durante dos semanas. Imagen de la película "A Bigger Splash". Imagen vía: Christie's, © David Hockney por Jack Hazan / Buzzy Enterprises Ltd.

El año pasado, la retrospectiva dedicada en la Tate Modern a David Hockney registró un récord de visitantes (más de medio millón). En 2018, las piscinas de Hockney podrían valer un nuevo récord, si, de hecho, "Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)" llegara a la estimación establecida por Christie's valorada en 80 millones de dólares, se convertiría en la obra más cara de un artista vivo vendido hasta la fecha en una subasta, sacando del podio al "Balloon Dog" de Jeff Koons, que fue vendido en Christie's en 2013 por 58.4 millones de dólares.

Tendremos que esperar a la venta en Nueva York de noviembre de Christie's para averiguar si "Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)" se convierte en la obra de arte más cara de un artista vivo.

Encuentra toda la obra disponible de David Hockney en el buscador de Barnebys.

Comentario