RENÉ MAGRITTE

Izquierda: RENÉ MAGRITTE. "La grande guerre"(1964). Imagen vía: Gary Blonder
Derecha: RENÉ MAGRITTE. "El hijo del hombre" (1964). Imagen vía: Gary Blonder

En 1912, con apenas 14 años, la madre depresiva de René se arroja al río Sambre, en el Pays Noir (Bélgica) su vestido le cubre la cara cuando su cuerpo es encontrado sin vida. La imagen impactante de la mujer sin rostro se encuentra en las muchas caras veladas que pintó René Magritte.

RENÉ MAGRITTE RENÉ MAGRITTE. "Jockey perdu" (1926). Imagen vía: www.renemagritte.org

Entre 1915 y 1919, René Magritte, estudia en la Académie Royale des Beaux-Arts de Bruselas, bajo la atenta mirada de su maestro; el pintor simbolista Constant Montald y el diseñador de carteles Art Nouveau, Gisbert Combaz. Su despegue se inicia con la obra "Jockey perdu" (1926)

GIORGIO DE CHIRICO GIORGIO DE CHIRICO. "Le chant d'amour" (1914). Imagen vía: esquizonauta

A los 24 años, René Magritte descubre una reproducción de "Le chant d'amour" (La canción de amor) de Giorgio de Chirico que le producirá un efecto revolucionario, explicaría elocuentemente René Magritte con la frase: "Mis ojos vieron el pensamiento por primera vez". Atrás quedaba sus pinturas decorativas y sus ilustraciones para carteles.

A mediados de la década de 1920, se establece un grupo de artistas surrealistas en Bruselas con René Magritte, Paul Nougé, André Souris, Louis Scutenaire e Irène Hamoir. En 1927, René Magritte se trasladaría a Perreux-sur-Marne (Francia), donde conoce a André Breton, Paul Éluard, Max Ernst y Salvador Dalí.

En la década de los años treinta las exposiciones de René Magritte se suceden: Bruselas, Nueva York, Londres, sin dejar de producir cientos de obras rebosantes de poesía, señuelos, trampantojos e ingenio, a través del corrosivo humor de su pintura que raya lo absurdo, y destruía los cimientos de todas las convenciones del llamado mundo moderno.

René Magritte cambiará radicalmente de estilo a mediados de la década de los años 40, el período llamado "Renoir", investiga nuevas técnicas impresionistas para crear ilusiones. Después vendría el período "vache" (vaca) donde destacan pinturas surrealistas y chillonas.

Entre 1950 y 1960 se realizan varias retrospectivas de René Magritte en varias ciudades del mundo. La semana pasada incluíamos a René Magritte en nuestro artículo sobre los surrealistas y el subconsciente y la mítica imagen de una pipa con la frase: "Ceci n'est pas une pipe" (esto no es una pipa). Nacía la colección de "La trahison des images" (La traición de las imágenes) pintada por René Magritte donde pretendía llamar por su nombre a los objetos representados y aseguraba que aquellos objetos no eran lo que todo el mundo veía.

¡Bienvenidos al mundo de Magritte!, rebosante de poesía sin sentido (al menos a primera vista) porque si la pipa dibujada efectivamente no podía ser una pipa puesto que no se podía cargar de tabaco, ni tampoco fumar y disfrutar de su sabor en los labios. Lo mismo pasaría con la manzana de "Ceci n’est pas une pomme" 1964.

A finales del año pasado, su obra "L'Empire des lumières", establece un nuevo récord de ventas en Christie's New York cuando es vendido por 17.600.000 de euros. Unos meses antes, en febrero del 2017, en Christie's London se vende "La Corde sensible" (1960) por 16.100.000 de euros, convirtiéndose en las dos pinturas más caras de René Magritte vendidas hasta la fecha.

Encuentra toda la obra disponible de René Magritte, aquí en Barnebys.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario