No importa lo que se piense del artista pop Andy Warhol, 30 años después de su muerte, no ha dejado de fascinar a creadores e intelectuales. Su arte reflejaba el espíritu cínico e inigualable de su época y lo convirtió en alguien importante en el mundo del arte de Nueva York.

Una niñez terrible

Andy Warhol nació como Andrew Warhola Jr. el 6 de agosto de 1928. Creció en Pittsburgh, EE. UU., donde su padre, Andrej Warhola, un inmigrante eslovaco, trabajó en la industria minera de la ciudad para alimentar a sus cuatro hijos. Andy a menudo estaba enfermo y postrado en la cama a causa del baile de San Vito.

Andrew Warhola Un joven Andrew Warhola Jr. Imagen: Artnet

A la edad de nueve años, fue diagnosticado de Corea de Sydenham, una enfermedad infecciosa que ataca el sistema nervioso, lo que significa varias hospitalizaciones a largo plazo. Durante la convalecencia, Andy comenzó a dibujar, a coleccionar imágenes de los protagonistas de los cortometrajes que veía y escuchar la radio con su madre. Su madre nunca aprendió inglés y su fervor por la religión ortodoxa, afectarían al talento artístico de Andy.

El padre falleció en el año 1942, cuando Andy tenía 12 años de edad. Dos años más tarde, Andy comenzó sus estudios en el Carnegie Institute of Technology de Pittsburgh. En 1949 se graduaba y se trasladaba a Nueva York para trabajar en el campo artístico.

Publicidad

Warhol comenzaría a trabajar como ilustrador comercial para los principales periódicos y revistas de la ciudad, como Glamour, Vogue, Harper's Bazaar y The New York Times. Diseñó escaparates en grandes almacenes y exhibió obras de arte en famosos restaurantes.

En el momento de su primera exposición en Nueva York en 1962, era un artista multicolor hecho y derecho. Había creado un traje para una compañía de teatro, de la cual obtuvo su famosa peluca rubia, y diseñó tarjetas de Navidad para varias tiendas de moda. Andy Warhol tenía también buena nariz para los negocios, y estaba decidido a crearse una vida, mejor que la que había tenido durante su infancia.

Los años sesenta

Andy Warhol era un hombre curioso que desarrolló un gran interés en el arte moderno durante la década de 1960. La vanguardia europea, Yves Klein, Jean Tinguely y Niki de Saint Phalle, le inspiraron. Gracias a su conocimiento en arte, pintura, fotografía y cine combinadas a la perfección con sus eventos, Warhol pronto se convirtió en la vanguardia absoluta del Pop Art. A pesar de que el movimiento se originó en Europa, Andy Warhol hizo de Nueva York su nuevo epicentro junto con colegas como Roy Lichtenstein, Jasper Johns y James Rosenquist.

En 1963, comenzó a desarrollar la técnica que lo convertiría en la leyenda que es hoy: la serigrafía. Su eterna fascinación por Hollywood y las estrellas de cine dio como resultado retratos en blanco y negro de celebridades como Elizabeth Taylor, Marilyn Monroe, Mao y él mismo, así como imágenes de productos de consumo cotidiano como Coca Cola, conservas de sopa Campbell's y billetes de dólar sumergidos en grandes bloques de colores.

Con sus reproducciones e impresiones de motivos u objetos sobre lienzo, Andy se unió al mundo del arte elitista de la cultura popular. Warhol respondía a la pregunta de Duchamp ¿qué hace el arte por el arte? Su trabajo criticó a la sociedad de consumo.

The Factory

Apoyado por una gran cantidad de patrocinadores, cuyo principal trabajo era reproducir sus creaciones, Warhol se mudó a mediados de la década de 1960 a un importante sitio industrial en la calle 47. Pronto The Factory estaba en el centro de la escena underground de Nueva York.

Aquí el artista pintaba, dirigía películas y ayudaba a Velvet Underground a grabar sus primeras canciones. Warhol participó tan activamente en la producción musical temprana de la banda que pronto anunció que dejaría el arte por la música.

Andy Warhol Andy Warhol y Velvet Underground. Imagen: denik.cz

A principios de la década de 1970 volvió al mundo del arte y continuó con el retrato. Mientras tanto, recibió muchos pedidos de coleccionistas ricos y gente famosa tanto de los Estados Unidos como de Europa.

¡Descubre los precios finales de las obras de Andy Warhol, aquí!

La cifra

Las obras multifacéticas y no categorizadas de Andy Warhol pueden llegar a sumar hasta varias decenas de miles. Solo el Andy Warhol Museum de Pittsburgh tiene 10.000 obras en sus colecciones, no sólo la cifra incluye pinturas, incluso también hay obras de Warhol en forma de películas, fotos y dibujos.

Andy Warhol Andy Warhol en The Factory (1964). Imagen: Phaidon

Llamar leyenda a Andy Warhol no es ninguna exageración. Cualquiera que sea tu preferencia en el arte o actitud hacia las obras artísticas, uno no puede negar la gran aportación que supuso Andy Warhol en la historia del arte. Al igual que sus predecesores, tal vez y principalmente Marcel Duchamp, Andy Warhol puso el concepto de arte a la vanguardia. Además, tuvo mucha influencia en artistas posteriores como Damien Hirst y Jeff Koons, así como en el arte pop en general.

¡Descubre toda la obra de Andy Warhol, aquí en Barneby's!

Comentario