Símbolos masónicos Símbolos masónicos

Los dos símbolos masónicos más conocidos en la masonería son la escuadra que representa la virtud, la regla y la rectitud (lo material) y el compás que representa los límites en los que debe mantenerse cualquier masón respecto a los demás (y el lado más espiritual de la masonería).

El anagrama VITRIOL, una estrella de 7 puntas, es la imagen utilizada a menudo en la alquimia, y muestra la influencia de los planetas sobre el ser humano.

Símbolo masónico VISITA INTERIORA TERRAE RECTIFICANDO INVENIES OCCULTUM LAPIDEM

Sus iniciales nos recuerdan una antigua oración latina: VISITA INTERIORA TERRAE RECTIFICANDO INVENIES OCCULTUM LAPIDEM (Visita el interior de la tierra y rectificando usted encontrará la piedra oculta).

La masonería actual se remonta a la Europa de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII y su objetivo primordial es la búsqueda de la verdad.

Masonería

Aunque hay muchas leyendas relacionadas sobre los primeros masones, quizás la más probable dada la simbología de “arquitectos morales” de los masones, sea la que se relaciona la masonería con Hiram Abif, el arquitecto responsable del Templo del Rey Salomón en Jerusalén (Israel).

Otro de los símbolos tradicionales de la masonería es G.'.A.'.D.'.U.'; el Gran Arquitecto del Universo, expresado habitualmente con el acrónimo GADU, aunque también pueden aparecer símbolos con las letras "G" y "A. GADU representa al Ser Supremo, ya sea como un Dios creador o un Principio Creador, la inteligencia activa detrás del plan Arquitectónico del Universo.

El ojo masónico «el ojo que todo lo ve» (The All-Seeing Eye) simboliza el Ojo de Dios, la presencia divina y su preocupación por el universo. Es quizás el símbolo masónico más extendido en otras culturas y religiones. En el antiguo Egipto el Ojo de Horus (también conocido como el Ojo de Ra, Udyat «el que está completo») es el símbolo del orden, de la estabilidad cósmica y terrenal.

Símbolos masónicos

En la India Shiva tiene tres ojos, el tercero situado en mitad de la frente, simboliza el conocimiento ilimitado, la sabiduría. En el cristianismo el ojo se sitúa dentro de un triángulo, que representa la omnipresencia divina dentro de la Santísima Trinidad.

El nivel, la pala o la plomada son también símbolos de la masonería, herramientas para esa deseada “arquitectura moral”. El nivel simboliza el tiempo y nos recuerda que el tiempo pasa igualmente para todos los hombres, tengan la posición, riqueza u origen que tengan.

Plomada masónica

Todos estamos “viajando” en el nivel del tiempo. Mientras que la plomada nos recuerda que hay que vivir la vida, con rectitud, integridad y justicia y es el elemento utilizado para instruir a los nuevos masones.

La escalera, otro elemento utilizado por los albañiles y los masones, simboliza el movimiento de la energía, el descenso o el ascenso del flujo espiritual, a través de los “escalones” o estados del ser. La escalera es el ascenso al mundo de la luz Masónica, el conocimiento, la verdad.

La columna nos recuerda el puntal, el soporte necesario para el sostén del edificio, quizás de nuestras vidas. La columna es símbolo de fortaleza, firmeza y protección, curiosamente en número par, quizás en alusión a que la soledad es mala compañera y que necesitamos del otro para soportar las cargas que la vida quiera traernos.

Jachim & Boaz Columnas Jachim y Boaz

La columna también simboliza la unión entre la cúspide (lo superior) y la base, lo bajo (lo terrenal). En la masonería estas dos columnas son las columnas J y B y en la arquitectura a menudo encontramos un par de columnas en la puerta de entrada, como si dieran cobijo a la entrada de lo desconocido.

El árbol, más concretamente la acacia, símbolo de la vida y de la inmortalidad, simboliza para los masones la jerarquía masónica. Raíz, tronco y copa plasman las distintas partes de un todo con un símbolo adicional para cada parte. El tronco del árbol es el espacio medio entre el cielo que se encuentra en la copa y el infierno que se encuentra en las raíces. El tronco es el Pilar Cósmico en el cual giran por arriba las estrellas y por debajo, se desarrollan los rituales de los seres humanos. La Rama de Acacia es uno de los símbolos del grado de Maestro y simboliza la parte inmortal del hombre que nunca muere.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.

Comentario