Aunque las figuras de los apóstoles suelen estar representados en los lienzos de la Asunción de la Virgen, hay varios autores que se tomaron ciertas licencias y prescindieron de querubines, apóstoles y otros personajes para dotar a la Virgen María de mayor protagonismo. La Virgen suele elevarse al cielo desde el sepulcro donde fue enterrada, elemento que también aparece y desaparece al gusto del pintor que realiza el cuadro.

Maestro de las Once Mil Vírgenes

La "Asunción de la Virgen" del Maestro de las Once Mil Vírgenes es la obra más antigua de nuestra selección de pinturas de hoy. Fue realizada alrededor del año 1490 por un pintor anónimo que se le conoce por el "Maestro de las Once Mil Vírgenes" gracias a una tabla que llegó al Museo del Prado titulada: "Santa Úrsula y las once mil vírgenes" junto con la Asunción. De clara inspiración flamenca, la obra destaca por la expresión del rostro de María.

El Greco

La pintura de la Asunción de la Virgen de El Greco fue realizada para presidir un retablo situado en la iglesia del convento cisterciense de Santo Domingo el Antiguo de la ciudad de Toledo. El pintor recibió el encargo de Don Diego de Castilla, deán de la catedral de Toledo, convirtiéndose en una de sus primeras obras en España que firmó orgulloso en la esquina inferior derecha como: Domenikos Theotokopoulos.

Juan Carreño de Miranda

La Asunción de la Virgen de Juan Carreño de Miranda luce en la frente una corona de doce estrellas que simboliza las doce gracias que la Santísima Trinidad le habría concedido y recuerda a los creyentes las doce Avemarías que se rezan en su honor. Las influencias del estilo de los pintores flamencos y venecianos son visibles en el uso del color y en la estructura compositiva.

Juan Martín Cabezalero

Juan Martín Cabezalero fue un pintor barroco, discípulo de Juan Carreño de Miranda, del que se han conservado muy pocas obras, pero donde destaca, en las pinturas conservadas, la influencia de los pintores flamencos y la luz de los pintores venecianos. Se cree que la Asunción de la Virgen de Juan Martín Cabezalero está inspirada en una estampa del grabador holandés Schelte a Bolswert.

Murillo

La Asunción de la Virgen de Murillo está cargada de dulzura, con pinceladas suaves que se deslizan lentamente y se iluminan con una luz dorada que envuelve a la madre de Jesús. Una nube de querubines la eleva al cielo, ya que la Virgen María no puede subir por sus propios medios al paraíso.

Juan Correa

Dicen que la Asunción de la Virgen de Juan Correa que se encuentra en la Sacristía Mayor de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, es una de las mejores obras de este pintor considerado uno de los mejores pintores de finales del siglo XVII y principios del XVIII a la altura de un Miguel Ángel latinoamericano. Los lienzos de Juan Correa destacan por sus ángeles de piel oscura, ya sean negros o mulatos que reflejan su ascendencia africana y la creencia de que todos eran hijos de Dios.

Juan Vicente de Ribera

Uno de los artistas de la Escuela Española que prescindió de elementos superfluos y personajes secundarios para dar mayor protagonismo a la figura de la Virgen María, fue Juan Vicente de Ribera que en su Asunción coloca a la madre de Dios sobre un trono de nubes y una cascada de rosas que caen sobre la tierra que abandona.

Mariano Salvador Maella

En esta Asunción de la Virgen de Mariano Salvador Maella, la Virgen asciende con los brazos abiertos, acompañada de un grupo de ángeles, mientras que, en la parte inferior de la imagen, han quedado los Apóstoles desolados mirando el sepulcro vacío que ha dejado. Mariano Salvador Maella trabajó junto al pintor neoclásico Anton Raphael Mengs del que recibiría una considerable influencia.

Encuentra más obras relacionadas con la Asunción de la Virgen, aquí en Barnebys.

Artículo escrito por Ana Isabel Escriche del equipo editorial Barnebys España.