Ramón Martí Alsina (1826-1894) España

Nacido en una humilde familia, y huérfano desde los ocho años, fue criado por su padrino que se oponía a su carrera artística: comenzó a estudiar filosofía y consiguió título de bachillerato, pero también hacía clases nocturnas en la “Escola de la Llotja”.

Sus primeros pasos profesionales fueron en el pueblo de su madre, Mataró, donde hizo reputación como retratista. En esta época estaba inspirado por la naturaleza; pasando su tiempo libre pintando en las montañas alrededor de la costa del Maresme En 1848 fue a París, visitó el Louvre y conoció la pintura de Horace Vernet y Eugene Delacroix.

Su primera exposición de éxito fue en la Bellas Artes de Barcelona en 1851, en la década de 1870 su trabajo entró en una fase más personal y sufrió además varias tragedias familiares. Debido a sus deudas, incrementó su ritmo de trabajo y muchos de sus trabajos fueron realizados por ayudantes de su estudio. Más de 4000 pinturas de esta época llevan su firma.

Publicidad